La Audiencia Nacional archiva la causa contra Fridman por el desplome bursátil de Dia

La Audiencia Nacional descarta la existencia de una trama orquestada por Mikhail Fridman para hundir el precio de los supermercados Dia y comprarla luego a precio de derribo. El juzgado central de instrucción número 4 del tribunal sobreseyó este lunes el caso al no encontrar vínculos entre el magnate ruso y el desplome bursátil de la cotizada española.

Según avanza El Mundo, el auto del magistrado José Luis Calama sentencia que “no puede concluirse que por parte de Fridman, la entidad Letterone –el fondo del inversor—o de terceros a ellos vinculados hayan realizado actuaciones dirigidas a provocar una caída en el valor de la cotización de Dia que les permitiera una adquisición más ventajosa de la sociedad , ni tampoco de que alguna cotizada que no fuera conocida por el resto de los inversores y les hubiera permitido conocer con la suficiente anticipación la situación real de la compañía”.

La decisión se toma después de analizar los informes elaborados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), la Policía Nacional y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La Audiencia da así carpetazo a un caso que el Tribunal Supremo admitió en octubre de 2019, pero que rápidamente le derivó. La investigación partió de un informe policial que situaba a Fridman en el centro de una trama montada para bloquear y provocar “falta de liquidez a corto plazo en Dia” para que su acción cayera.

Sin embargo, el juez asegura que los informes demandados a la CNMV estaban repletos de acusaciones que no se sostenían con pruebas. “Ciertas manifestaciones no aportan evidencias que las soporten y, en todo caso, no describen conductas concretas que pudieran constituir indicios de abuso de mercado”, señala el texto.

La Audiencia Nacional vuelve a dar buenas noticias a Fridman

La Audiencia responde a los seis informes elaborados por el regulador bursátil debido al elevado volumen de posiciones cortas que sufría el valor. No obstante, para el juez esa situación estaba provocada por los malos resultados de firmas similares en 2017 y por la apuesta de los fondos de inversión por empresas de distribución con “fuerte presencia en ecommerce” frente a las empresas tradicionales del sector.

Fueron los malos resultados los que terminaron por derribar el coste de la acción a 0,67 euros, el precio al que Letterone lanzó la OPA sobre los supermercados. “No se detecta vinculación alguna entre los bajistas y Letterone”, zanja el juez. El sobreseimiento se produce solo un mes después de que la propia Audiencia Nacional siguiera el mismo camino con la investigación contra él por la quiebra de Zed, al no poder demostrar su participación “ni de forma directa ni indirecta”.

En el mismo tribunal queda pendiente el caso contra la antigua cúpula de los supermercados, encabezada por Ricardo Currás, por las irregularidades en las cuentas de los ejercicios 2016 y 2017.