La crisis en Indra se agrava: segunda dimisión en menos de 24 horas

El consejero independiente, Ignacio Martín, abandonará el órgano de dirección de la compañía en octubre

Sede de Indra

Abandona otro consejero de Indra. Se trata del consejero independiente, Ignacio Martín, uno de los dos que le quedaban a la compañía tecnológica. Martín ha transmitido su decisión de dejar el órgano de dirección de la empresa y, por tanto, no agotar los dos años que aún le quedaban de mandato dentro de la empresa, hasta junio de 2024.

El anuncio llega tras la dimisión de otra consejera independiente, Silvia Iranzo, que comunicó su decisión de abandonar la empresa el pasado fin de semana después del cese de cuatro consejeros. Si bien Martín ha comunicado que marchará del consejo de dirección, ha aplazado su salida hasta octubre, cuando el la selección de nuevos consejeros independientes ya se habrá producido, según recoge Expansión.

La Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo (CNRGC) es el órgano encargado de seleccionar nuevos vocales independientes, tal y como establecen los estatutos de la compañía.

Teniendo en cuenta que una de las condiciones es que el la comisión debe estar presidida por un vocal independiente y contar con una mayoría de independientes, la salida de uno de los dos consejeros independientes que quedan, Ignacio Martín o Francisco Javier García Sanz, hubiera impedido cumplir con este requisito.

Cese de cuatro consejeros

La Junta de Accionistas de Indra aprobó, con el 53,06 % de votos a favor, el cese de cuatro de los 13 consejeros de la tecnológica, a propuesta del fondo Amber, controlado por el presidente del Grupo Prisa, Joseph María Oughourlian, y con el fin de «dar una mayor cohesión del consejo».

Los consejeros Alberto Terol, Carmen Aquerreta, Ana de Pro y Enrique de Leiva fueron los cesados por la Junta de Indra, en una propuesta fuera del orden del día de este órgano, en el que el presidente, Marc Murtra, enfatizó la necesidad de incrementar el refuerzo en el área de defensa dadas las nuevas necesidades derivadas, entre otras, en la guerra de Ucrania

La Junta rechazó ratificar el nombramiento de otra de las consejeras independientes, Isabel Torremocha, y aprobó la incorporación de un representante de la vasca Sapa Placencia, compañía que ha entrado en la compra de la empresa ITP Aero al grupo Rolls Royce.

Dimisión de Silvia Iranzo

Unos días más tarde, una de las consejeras independientes, Silvia Iranzo, presentó su dimisión en protesta por el cese de los cuatro consejeros. Iranzo mostró su «desacuerdo» con el cese y no reelección estos vocales del órgano de Gobierno, según informó la compañía en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para la directiva, esta decisión suponía «rebajar el estándar de gobierno corporativo de la compañía en perjuicio de la mayoría de accionistas no representados en el Consejo», según señalaba la carta.

Fuga de consejeros

Tras la marcha de Iranzo, solo quedaban dos de los ocho consejeros independientes: Ignacio Martín y Francisco Javier García Sanz. Así, a lo largo de la semana pasada, casi la mitad del conjunto de 13 miembros, dejó su cargo en el Consejo de Administración.

Mientras, el Gobierno de Pedro Sánchez, que tiene participación en la empresa a través de la SEPI, se hizo fuerte. De hecho, entre la SEPI, la empresa vasca SAPA Placencia y el fondo Amber Capital suman un 37% del capital de Indra, por lo que la CNMV investiga si se trata de una acción concertada entre las tres, porque de ser así sería necesaria una OPA ya que poseen más del 30% de los títulos.

Avatar