Las empresas turísticas lanzan un SOS a la banca: quieren más tiempo para devolver los ICO

Los avales empiezan a vencer en marzo y el sector pide refinanciación para todas las empresas viables, al Gobierno reclaman que los ERTE lleguen a diciembre

Un hombre pasea por la playa en Valencia. EFE

El turismo da un golpe sobre la mesa y pide al Gobierno una batería de medidas que permita al sector recuperarse de las pérdidas de la pandemia este 2022. Por una parte, solicita que se extiendan los ERTE hasta final de año. Por otra, que se apruebe un nuevo plan de ayudas directas y a fondo perdido para las pymes durante el primer semestre después del efecto ómicron. 

Pero también quieren que se agilice el pago de los fondos pendientes de 2021 en muchas Comunidades Autónomas. Y priorizan la inyección de los esquemas de rescate de la SEPI y Cofides a las empresas turísticas pendientes, ya que aún hay más de 1.000 millones de euros solicitados sin aprobar. 

Al tiempo lanzan un SOS a la banca y demandan más tiempo para devolver los créditos avalados por el ICO, que empiezan a vencer el próximo mes de marzo. En concreto plantean un proceso de refinanciación y alargamiento de estos préstamos para todas aquellas empresas turísticas viables, y que se posponga la aplicación de las disposiciones concursales más allá de junio para que haya menos suspensiones de pagos. 

El vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, explicaba este jueves que a pesar de que las perspectivas de recuperación son positivas, gracias al efecto de la vacunación en España y la Unión Europea, el año ha empezado de forma compleja por la nueva variante y se ha retrasado a 2023 la recuperación total de ingresos.  

Por eso, el turismo exige al Gobierno mantener activos todos los mecanismos que se pusieron en marcha en el inicio de la crisis sanitaria. “La prioridad en el primer semestre del año debería volcarse en garantizar la supervivencia del mayor número de empresas turísticas viables”.  

Ampliar el tiempo de devolución de los ICO es ahora una prioridad para estas empresas. En marzo llegan los primeros vencimientos y solicitan que se extiendan los plazos de amortización para que las empresas con tensión financiera “puedan tirar hacia adelante”. En cuanto al tiempo, dependerá de cada situación, algunas necesitarán un año y otros dos, “pero el Gobierno debe estar dispuesto a dar esa garantía y la banca a entender esa necesidad”. 

En cuanto a los ERTE, quieren que se garantice el planteamiento actual a partir del mes de marzo y hasta finales de 2022, aprobándose una prórroga automática e impidiendo que las nuevas figuradas incorporadas a la ley supongan un cambio de condiciones o farragosos trámites administrativos para su continuidad. 

Zoreda recuerda que el sector turístico español sigue rezagado todavía respecto a la economía española. Los destinos urbanos y sobre todo vacaciones han estado muy condicionados por los mercados origen y donde España era determinante se han dado mejores resultados pero los más dependientes de la demanda extranjera, han sufrido bastante. 

A esto se suma el bache de ómicron durante unos meses, lo que genera una mayor tensión financiera de liquidez empresarial. “Los empresarios nos trasladan que este primer trimestre será complejo y las ventas siguen un 33% por debajo de 2019”. A partir de abril esperan una fuerte recuperación coincidente con la Semana Santa, eso sí, siempre que no empeore el virus. 

Las agencias de viaje físicas, las más impactadas 

Aunque la crisis del Covid-19 ha calado en todo el turismo y los ingresos han caído de media un 47%, hay algunas empresas que se recuperan mejor que otras. Según el vicepresidente de Exceltur, las más perjudicadas en esta pandemia son las agencias de viaje físicas, las aerolíneas y los hoteles urbanos. 

Estos últimos han tenido un doble impacto, por una parte el propio efecto del coronavirus, los confinamientos y cierres, y por otra, el teletrabajo y las reuniones online. Mientras que las OTAS (las agencias de viaje online), los hoteles vacaciones y las empresas de rent a car, están siendo los mejores parados. “Han capeado mucho mejor la situación”. 

En cuanto a las agencias de viaje físicas, Zoreda destaca que tienen un doble problema, por un lado la demanda y por otro, el modelo de negocio que ya no es el que los nuevos tiempos exigen. “No es solo que no hayan captado demanda por el virus, sino que en ese tiempo han crecido mucho más las agencias online y ahí hay algo que revisar por parte de las tradicionales”.  

Aquí recuerda que España es el país con más agencias de viaje por población y hay que racionalizar, valorar cuántas son imprescindibles, porque es un negocio con baja barrera de entrada y que en épocas de euforia permite que haya tarta para todos, pero en épocas de especialización, no. 

De cara a 2022, Exceltur pronostica que será el año que salgamos de la crisis turística, aunque la recuperación total llegue un año después. También creen que se superará el efecto ómicron en el segundo trimestre. “Las primeras luces se ven en marzo y se espera que en Semana Santa esté superado”. Aunque cuentan con que las reservas siguen siendo muy de última hora, y las previsiones pueden cambiar y podría haber sorpresas como una nueva variante.