Las restricciones se llevan la mitad del beneficio de Coca-Cola European Partners

La embotelladora del popular refresco, presidida por Sol Daurella, sufre un descenso de las ventas del 11,5% y deja sus ganancias en menos de 500 millones

La presidenta de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella. EFE/Ballesteros

Coca-Cola European Partners (CCEP) sufrió una sangría económica en 2020 por culpa del coronavirus. Aunque la pandemia no fue suficiente para llevar a la embotelladora del popular refresco a números rojos, el virus sí se llevó la mitad de sus beneficios. La empresa perdió el 54,5% de sus ganancias, que se quedaron en 489 millones de euros. El negocio español fue de los que salió peor parado.

Al desplome del beneficio llegó principalmente motivado por la Covid-19, pero no fue la única razón. La empresa también tuvo que afrontar unos gastos de reestructuración de 368 millones y los costes vinculados con la compra de la australiana Coca-Cola Amatil.

La cotizada que preside la española Sol Daurella vio como las restricciones a la restauración que se extendieron por Europa y la temporada turística llena de limitaciones de movilidad afectó a sus ventas, que se redujeron el 11,5%. Los ingresos procedentes de la división de supermercados, que crecieron, no pudieron compensar la rebaja. La facturación total fue de 10.606 millones.

El descenso de las cifras en la Península Ibérica fue incluso peor. La filial regional; que aglutina las divisiones de España, Portugal y Andorra; cerró el ejercicio con unos ingresos de 2.173 millones de euros, una caída del 22% frente al año anterior. En el cuarto trimestre, el descalabro se mitigó y quedó en un -17%.

Tras publicar los resultados, el consejero delegado de CCEP, Damian Gammell, destacó que 2020 fue un año “desafiante como ningún otro”. “Fue posible gracias al extraordinario trabajo y compromiso de todos”, celebró.

“Esta crisis reforzó nuestra colaboración con The Coca-Cola Company; mantener la inversión de nuestras marcas core funcionó muy bien”, añadió. Y remató: “Hemos ganado cuota de mercado tanto en el canal de alimentación (supermercados) como en la venta online. Esto nos sitúa en buena posición para retribuir al accionista, como evidencia el dividendo pagado en diciembre”.

Coca-Cola: despidos en España

El anuncio de CCEP se produce solo una semana después de que comunicase a los trabajadores la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) para 360 personas, el 10% de su plantilla en España. Los afectados se dividen entre el departamento comercial, de informática y la atención al cliente.

La compañía trabaja en los despidos después de anunciar a finales de 2020 el cierre de la fábrica que tiene en Málaga. Según defiende la empresa, ambos ajustes no tienen vinculación, ni entre ellos ni con el descenso del consumo del refresco en bares y restaurantes.

La organización asegura que el plan de recortes estaba previsto “desde hacía tiempo” y está vinculado con la reestructuración corporativa de la empresa. La firma dará más detalles a los sindicatos la semana que viene, cuando está previsto que se constituya la negociación del ERE con los representantes de la plantilla.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.