Patrocinado por

Daurella suma la embotelladora australiana de Coca-Cola a su imperio

Coca-Cola European Partners oficializa la compra de Amatil, por lo que añadirá más de 200 millones de euros de beneficios a su radar

La española Sol Daurella se consolida como la reina de la Coca-Cola. Coca-Cola European Partners (CCEP) anunció este martes la compra de la embotelladora australiana Amatil por 5.200 millones de euros y se convertirá en un jugador dominante en la región de Asia y el Pacífico.

Según explicó la compañía en un comunicado enviado a la CNMV, la organización europea se hará tanto con el 69,2% que poseen los accionistas locales como el 30,8% en manos de The Coca-Cola Company.

Coca-Cola European Partners destacó que la adquisición duplicará el volumen de la firma en número de consumidores potenciales al extender su marco geográfico a “uno de los mercados emergentes y en crecimiento más atractivos del mundo”.

Además, refuerza la “alianza estratégica” con The Coca-Cola Company, empresa que se encarga de gestionar la marca y que cuenta con acuerdos con los diferentes embotelladores que se encargan de fabricar su producto por todo el mundo, y en los que también suele estar presente como accionista.

“Es una fantástica oportunidad para juntar a dos de los mejores embotelladores del mundo y crecer de forma más rápida y sostenible. Desde que creamos CCEP hace cuatro años, hemos probado nuestra capacidad para crear valor (…) Es el momento idóneo para ir más allá”, resaltó el consejero delegado de la firma europea, Damian Gammell.

Más dividendos para Daurella

Amatil registró en 2019 un beneficio de 370 millones de dólares australianos –225 millones de euros al cambio actual–. De este modo, la española Daurella podrá embolsarse un cuantioso dividendo a final de año gracias a la nueva adquisición.

Como explicó Economía Digital la semana pasada, la empresaria logró hacerse con 103 millones de euros de dividendos por su posición en Coca-Cola European Partners.

Daurella controla el 34% de la embotelladora a través de la sociedad Olive Partners, de la que posee el 56%. Con estas cifras, la dirigente conseguiría incrementar su remuneración en 45 millones gracias a la compra de Amatil.