Patrocinado por

MásMóvil lanza una opa por Euskaltel

La compañía amarilla quiere adquirir el operador vasco pagando 11,17 euros por acción

Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil.

Sorpresa en el sector de telecomunicaciones. MásMóvil, el cuarto operador, quiere adquirir Euskaltel. La firma vasca ha informado este domingo ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha recibido una oferta pública de adquisición (opa) por parte de Kaixo Telecom S.A.U., una sociedad participada íntegramente por MásMóvil, sobre el 100% de sus acciones. El precio de adquisición es de 11,17 euros por acción y el precio máximo a desembolsar alcanza los 2.000 millones de euros.

La compañía oferente explica en un comunicado que su oferta cuenta con el compromiso de aceptación
imprescindible de los principales accionistas de Euskaltel, que representan el 52,32% del capital. MásMóvil se refiere al fondo Zegona Limited, el banco Kutxabank y la sociedad luxemburguesa Alba Europe, de los March.

La oferta de MásMóvil supone una prima del 26,8% respecto al precio medio de cotización de Euskaltel en los últimos 6 meses. En consecuencia, el importe máximo a desembolsar por la compañía amarilla asciende a cerca de los 2.000 millones de euros.

MásMóvil asegura que Kutxabank, Alba Europe y Zegona venderán en la opa sobre Euskaltel

La oferta está condicionada a lograr la aceptación de, al menos, un 75% más una acción del capital. A ello se suma la necesidad de conseguir todas las autorizaciones de competencia y regulatorias oportunas.

A pesar de que la oferta no es una opa de exclusión, la sociedad oferente tiene intención de promover la exclusión de negociación de las acciones de Euskaltel.

De acuerdo a la información remitida al regulador bursátil, la opa tiene un “carácter amistoso y voluntario”. Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil, ha declarado que “estamos convencidos de que la operación que hoy anunciamos avanza en el crecimiento del sector en España y es buena tanto para los accionistas de Euskaltel y sus empleados como, sobre todo, para sus clientes”.

La suma de MásMóvil y Euskaltel dará lugar a un grupo de telecomunicaciones con aproximadamente 14 millones de líneas, 2.700 millones de ingresos y 26 millones de hogares conectados con fibra.

El grupo, además, contará con 1.500 empleados y MásMóvil pone como compromiso no ejecutar ningún Expediente Regulador de Empleo (ERE) en Euskaltel durante, al menos, cinco años a contar desde la liquidación de la oferta.

Qué cambiará en Euskaltel

Una de las previsiones de MásMóvil es que las diferentes marcas de Euskaltel se mantengan. La propia Euskaltel, así como sus enseñas otras regionales (R y Telecable), no sufrirán, de entrada, grandes cambios.

También se mantendrá como marca Virgin Telco, la firma que había escogido el operador vasco para expandirse por España hace meses. Hasta el momento, el proceso de captación y crecimiento, en el que la compañía había invertido gran cantidad en campañas de marketing y publicidad, no había cosechado grandes resultados.

Sorpresa en las quinielas


Tras la opa de los fondos internacionales Providence, KKR y Civen sobre MásMóvil, el mercado apostaba por la consolidación del mercado español en un baile de fusiones que afectaría a los cuatro grandes operadores, que se reducirían a tres.

En este sentido, en las quinielas aparecía la unión entre Vodafone y MásMóvil, tercer y cuarto operador del mercado, respectivamente, como la opción con más garantías.

Pero las conversaciones entre ambas partes se estancaron y el proceso quedó en stand by. Ahora, con este movimiento, MásMóvil se centra en seguir creciendo a través de la adquisición de un nuevo operador  — acumula la compra de más de diez compañías rivales desde que nació —  y amenaza la posición de Vodafone en el podio de España.