Mercadona, Lidl y Carrefour tendrán que subir precios por la crisis de la luz

El sector admite que "lo peor está por llegar" debido a que los costes de la energía y el alza de las materias primas están lejos de revertirse

Un supermercado de Mercadona en su interior.

Las grandes cadenas de supermercados se preparan para el alza de precios. Compañías como Mercadona, Lidl y Carrefour aguantaron el incremento del coste de la luz y de las materias primeras durante meses, pero el límite llegó a su fin. El último trimestre del año era la fecha máxima para contener el encarecimiento de la cesta de la compra, que ya comienza a notarse en el bolsillo de los consumidores.

Así lo advirtió el presidente de Aecoc, Ignacio González, durante el 36º Congreso de la asociación de empresas del sector del retail. “Las empresas absorberán la inflación hasta donde puedan, pero estamos condenados a que suban los precios”, advirtió.

A pesar de las subidas generalizadas de los precios –el transporte marítimo se encareció más del 300%–, el directivo no cree que se comiencen a ver estanterías vacías en los supermercados. “No veo indicios que nos lleven a pensar en un desabastecimiento y tampoco creo que el elevado precio de la luz obligue a nuestras empresas a parar la producción en las fábricas, pero sí son dos riesgos sobre la mesa”, advirtió.

Mientras, numerosas empresas ya comenzaron a subir los precios. Los yogures Danone, el kétchup Heinz o las angulas de la Gula del Norte son solo algunos de los productos que ya son más caros en los supermercados españoles de lo que eran hace algunos meses.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Ignacio Muñoz, consejero delegado de Angulas Aguinaga –el productor de la Gula del Norte y Krissia– explicó que “al no haber más remedio, se suben precios”. “Lo importante es ser capaces de mantener financieramente lo que hacemos”.

Adiós definitivo a la guerra de ofertas

Si hasta el momento optaron por neutralizar la subida de las materias primas a costa de sus márgenes, los supermercados ya realizaron cambios en la política comercial. El primero fue dejar atrás la guerra de ofertas iniciada en los primeros meses del año.

Las tres principales empresas del sector en EspañaMercadonaCarrefour y Lidl; no podrán mantener las cestas a los niveles de comienzos de 2021 hasta que la tendencia de la factura eléctrica no se revierta. La cadena valenciana tiene el 24,8% de cuota de mercado, la gala cuenta con el 8,9% y la germana suma el 6,8%. Son las tres primeras, por lo que sus decisiones tendrán un gran impacto en el total del mercado.

CarrefourAldi y Lidl eran los grandes agitadores de la batalla. Los grandes almacenes franceses rebajaron hasta un millar de productos de sus estanterías y las dos firmas alemanas tenían descuentos de hasta el 50% en un gran número de referencias.

Avatar