Patrocinado por

Repsol se asocia con Aramco y prepara una inversión de 80M en España

La petrolera dirigida por Josu Jon Imaz se asocia con el gigante saudí para crear dos centrales de energía sin emisiones en Bilbao

Repsol ha dado un nuevo paso hacia la transición energética con el anuncio de este lunes. La petrolera dirigida por Josu Jon Imaz ha comunicado que pretende crear en España dos centrales de energía sin emisiones. Se trata de dos proyectos con los que contará con una inversión de 80 millones de euros y con el gigante saudí Aramco, la principal petrolera del mundo, como socio. 

El primer proyecto, dotado de 60 millones de inversión, se basa en la construcción de una de las mayores plantas de producción de combustibles sintéticos cero emisiones netas del mundo a partir de hidrógeno verde, generado con energía renovable. La principal característica de estos novedosos combustibles es que se producen con agua y CO2 como únicas materias primas.

Esta instalación estará totalmente operativa en cuatro años y “será de referencia en Europa por la tecnología puntera aplicada y por el uso del CO2 capturado en la cercana refinería de Petronor”, ha explicado la compañía petrolifera en un comunicado.

La previsión es que en una primera fase, que será escalable a una posterior etapa comercial  — siempre en función de los resultados — , se obtendrán 50 barriles al día de combustible sintético, con cero emisiones netas de CO2 en todo su ciclo productivo. Este 2020 ya se empezará con la ingeniería conceptual del proyecto. 

La multinacional española se ha apoyado en dos socios estratégicos para sus proyectos industriales de descarbonización. Uno es el Ente Vasco de la Energía (EVE) y el otro la saudí Aramco, la principal petrolera del mundo. 

20 millones para una planta de generación de gas

El segundo proyecto, cuya inversión será de 20 millones de euros, consistirá en una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos.  

El objetivo de este proyecto es que el gas resultante se utilice para sustituir parte del consumo de combustibles tradicionales que la refinería vasca, una de las de mayor capacidad de España, utiliza en su proceso productivo.

Repsol ha anunciado que la ubicación de esta planta será en el puerto de Bilbao, cerca de la ubicación destinada a la planta para producir combustibles sintéticos cero emisiones.