Seat pierde 10 millones hasta septiembre y es la única marca de VW en números rojos

El fabricante español habría ganado 234 millones sin los costes extraordinarios de los ajustes llevados a cabo este año

Wayne Griffiths, presidente de Seat y de Anfac. EFE

Las medidas adoptadas para ajustar la estructura de Seat vuelven a impactar en su resultado operativo. La automovilística española perdió hasta septiembre 10 millones de euros por el efecto de los costes extraordinarios y se convierte en la única marca del grupo Volkswagen en obtener números rojos. Sin tener en cuenta estos gastos, habría ganado 234 millones de euros, frente a las perdidas de 159 millones registradas en 2021 en el mismo periodo.

En el segundo trimestre, la compañía tuvo que desembolsar 244 millones de euros extraordinarios destinados a preparar la fábrica de Martorell (Barcelona) para la electrificación. Pactadas con los sindicatos en el convenio de empresa aprobado en julio, incluyen el plan para costear las 1.330 salidas voluntarias para mayores de 61 años. Pese a ser un plan a cuatro años vista, se tuvo que efectuar en un solo pago, haciendo mella en el resultado.

Según los datos presentados desde Alemania por Volkswagen, esta reestructuración ha provocado que Seat sea la única marca del grupo en perder dinero. La totalidad del consorcio ganó hasta el tercer trimestre 17.097 millones de euros.

Aunque el negocio del tercer trimestre no consiguió revertir el peso de estos costes extraordinarios, sí que ha significado un impulso respecto a los 97 millones perdidos en los primeros seis meses del año. De junio a setiembre, la compañía presidida por Wayne Griffiths alcanzó un beneficio operativo de 87 millones de euros, frente a los 133 millones perdidos en estos tres meses de 2021.

Durante este periodo, la facturación de Seat creció un 7,7% hasta los 7.820 millones, pese a vender un 13% menos de coches, hasta las 333.000 unidades. En referencia a las entregas mundiales, cayeron un 25,4% respecto a los primeros nueve meses de 2021 debido a la escasez global de semiconductores.

Cupra impulsa el negocio

Según explica la compañía en un comunicado, los cuellos de botella en la cadena de suministro continúan afectando al volumen de ventas, pero mantiene que la demanda de sus vehículos sigue siendo alta, sobre todo la de los modelos de Cupra. De hecho, la cifra de negocio registró este incremento positivo gracias el éxito de la marca deportiva: alcanzó un volumen de 109.700 coches, un 88,7% más que en el mismo periodo de 2021. El Cupra Formentor sigue siendo la gallina de los huevos de oro, convirtiéndose en el modelo más vendido de la empresa: entregó más de 74.000 coches.

Sin tener en cuenta los gastos extraordinarios, Seat mantiene que entre enero y setiembre de este año esta marcando «el camino correcto hacia la rentabilidad». La automovilística con sede en Martorell está centrando su atención en la gestión de los ingresos y en la estructura de costes para construir una «estructura financiera más sólida y sostenible en el tiempo».

Griffiths asegura que «a pesar de retos como la escasez mundial de semiconductores y la guerra en Ucrania» el beneficio obtenido en el tercer trimestre «es un resultado sólido en condiciones difíciles».

Avatar