S&P mejora la nota de la deuda de Prisa por su acuerdo con la banca

La agencia de rating sitúa al grupo editor de 'El País' y la cadena Ser en CCC+, con una mejora de tres escalones, aunque sigue en bono basura

La agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) ha mejorado este jueves el rating de Prisa, el editor de El País y la cadena SER, después de que el grupo haya cerrado de manera definitiva el pacto de refinanciación de su deuda con la banca acreedora.

De este modo, la agencia de rating coloca la deuda de Prisa en CCC+, frente al selective default provisional anunciado ayer, miércoles, y frente al CC anterior.

La nueva actualización de S&P supone mejorar la deuda de Prisa en tres escalones dentro de las valoraciones de la propia agencia, aunque sigue siendo considerado bono basura o de alto riesgo.

El acuerdo de refinanciación, clave

La deuda de Prisa, que lleva lastrando a la compañía años, se ha refinanciado de manera definitiva a finales de diciembre.

La compañía presidida ahora por el inversora francés de origen armenio Joseph Oughourlian ha pactado con el pool de acreedores que el vencimiento de la deuda de Prisa se extienda hasta marzo de 2025, con un coste inicial del 5,5%.

El mismo acuerdo contempla la amortización de 400 millones de deuda, que se traducirá en un recorte del 30% de la deuda neta total.

Del mismo modo, en Prisa consideran que este acuerdo es vital para el futuro del proyecto, pues establece el marco para una futura separación efectiva de los negocios de Educación y Media.

Refinanciación en medio de las ofertas oficiosas

El nuevo rating de Prisa y la refinanciación de su deuda coinciden en el tiempo con el interés de distintos grupos por hacerse con la división de medios de comunicación del holding, que no solo incluye El País y la Cadena SER en España, sino el diario económico Cinco Días, el deportivo As y emisoras en países como Argentina, Chile y Colombia.

La primera propuesta por los medios de Prisa la formuló el empresario asturiano Blas Herrero, dueño de Kiss FM. Su oferta desató nuevamente tensiones internas dentro de la compañía sobre qué contestar y cómo reaccionar al respecto.

La segunda muestra de interés fue de Vocento. El editor de ABC y El Correo intentó contactar con la compañía para trasladarle su planteamiento ante una posible adquisición, como así reconoció ante el regulador. No obstante, Prisa rechazó cualquier intento de compra de sus medios porque entiende que, de momento, desprenderse de ellos no está en su hoja de ruta.