La UGT se enfrenta al Gobierno: le exige que suba ya el SMI hasta los 1.000€

El sindicato hermano del PSOE pide celeridad en la reforma y advierte que España ha perdido un 12,7% de masa salarial por la pandemia

La UGT se ha plantado ante el Gobierno para negociar de una vez la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a un mínimo de 1.000 euros para 2021, cifra que, como mucho, el Ejecutivo de Pedro Sánchez se plantea igualar, como adelantó Economía Digital, con una subida simbólica.

La organización que lidera Pepe Álvarez ha recordado que en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que ha finalizado este año se pactó un salario mínimo de convenio que no fuera inferior a esta cifra. 

El sindicato hermano del PSOE ha exigido a su partido más cercano que se reúna con la mesa de diálogo social, puesto que la subida del SMI se debe realizar próximamente, tal y como está contemplando en el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores.

Un estudio de la propia organización –a partir de informes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)– ha recogido que la crisis originada por al Covid-19 ha tenido como consecuencia una pérdida de la masa salarial en España, con una caída del 12,7%.

El sindicato pide celeridad en la subida del SMI

La UGT ha insistido en que la revalorización por encima de los 950 euros debe ser una de “las patas esenciales del llamado escudo social por el cual el Gobierno sigue apostando para hacer frente al dramático impacto de la covid-19” y añade que el aumento de los salarios es de “enorme trascendencia” para reducir la pobreza.

El sindicato ha explicado que en España el salario mínimo ha sido tradicionalmente muy bajo, incumpliendo año tras año el criterio marcado por la Carta Social Europea y recuerda que ha sido en los últimos cuatro años cuando se ha recuperado buena parte de la pérdida que había tenido, aumentando globalmente un 45 % de 2016 a 2020.

Las prisas de la UGT se deben al anuncio del Gobierno para reunirse con las diferentes patronales y sindicatos para incrementar el Salario Mínimo Interprofesional de cara al año que viene. El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, confirmó que se intentará llevar al consejo de ministros de fin de año un nuevo incremento salarial.  

El Gobierno quiere que prime el “diálogo social”

Algo que podría parecer complaciente para el sindicato no lo es. ¿El motivo? Como publicó Economía Digital, desde el Ministerio de Trabajo postergan al año que viene el inicio de este “diálogo social” para perfilar la subida del SMI. En este contexto, el salario mínimo no estará por encima de los 1.000 euros. 

El Salario Mínimo Interprofesional se sitúa actualmente en 950 euros al mes, en catorce pagas, después de subir un 5,5% este año y tras el incremento sin precedentes del 22,3% que se aprobó en 2019, cuando pasó de 736 a 900 euros. En este sentido, las fuentes consultadas no descartan que la subida sea en torno al 0,9%.

La patronal, un hueso duro de roer para Yolanda Díaz

Cabe destacar que el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó una subida del sueldo de los empleados públicos del 0,9% en 2021, en línea con la revalorización de las pensiones ligadas al IPC trasladada a Bruselas en el Plan Presupuestario. Esta negociación no va a ser un camino de rosas para el equipo de Yolanda Díaz y sindicatos. A pesar de que el Ministerio de Trabajo ha reiterado que es necesario el consenso, CEOE no va a dar su brazo a torcer. 

La patronal considera primordial salvar la liquidez y el futuro más inmediato de las empresas y dejar aparcadas estas cuestiones. En una entrevista a La VanguardiaAntonio Garamendi, presidente de la CEOE, dijo que “no es el momento” de aplicar este incremento para 2021.