Vodafone se opone a la fusión de Telefónica en Reino Unido

El CEO de Telefónica, Ángel Vilá, explica que Sky también presentó alegaciones, pero llegó a un acuerdo con la operadora

La fusión entre O2 (Telefónica en Reino Unido) y Virgin (Liberty) será uno de los grandes hitos de Telefónica. Pero Vodafone, que no parecía ver con malos ojos la operación, se opone a la unión de ambas compañías rivales en su mercado nacional.

Así lo ha explicado este jueves el CEO de Telefónica, Ángel Vilá, quien considera que la operación es similar a otras llevadas a cabo por la propia Vodafone en el pasado, como la ejecutada en España con ONO en 2014.

Para Vilá la operación en Reino Unido no entraña ningún problema de competencia, ya que la fusión de ambas firmas es complementaria: Virgin es la segunda compañía de banda ancha fija y televisión en el país, mientras que O2 es el segundo operador móvil de Reino Unido.

El consejero delegado de Telefónica ha avanzado en la rueda de prensa posterior a la presentación de resultados de 2020 que Sky también presentó alegaciones ante la CMA (Competition and Markets Authority), el regulador británico, pero que posteriormente llegó a un acuerdo con la compañía.

Sin embargo, Vodafone considera que si la transacción O2+Virgin prosigue en Reino Unido el mercado estará dominado por dos operadores que prestan servicios a más del doble de clientes fijos y móviles, en comparación con su competidor más cercano.

Las alegaciones de Vodafone llegan en medio de la fase 2 en la que se encuentra el estudio de la fusión por parte de la CMA. La previsión es que la operación esté finiquitada durante la segunda mitad de este 2021.

La respuesta del operador británico llama la atención tras las primeras palabras de su primer ejecutivo, Nick Read, El pasado mes de mayo, el consejero delegado de Vodafone felicitó a Telefónica por la operación y afirmó que, en ningún caso, este movimiento cambiaba la situación en CTIL, la sociedad conjunta de torres que tienen ambos en Reino Unido.

La gran fusión de Telefónica fue anunciada por el presidente José María Álvarez-Pallete el pasado mes de mayo, en plena primera ola del coronavirus.

El máximo ejecutivo de la operadora confirmó ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que integrará ambas marcas en una única sociedad, en la que cada teleco controlará un 50% del capital social.

La integración de los dos negocios se traduciría en un grupo valorado en 27.400 millones de euros y contaría con una facturación de más de 12.000 millones.

La fusión en Reino Unido es una de las grandes operaciones de Telefónica. El resto de movimientos recientes que son también significativos se han producido en Brasil (subasta y adjudicación de los activos móviles de Oi) y en Hispanoamérica (venta de filiales o búsqueda de socios para reducir la exposición a la región).