Dos firmas españolas construyen el coche más rápido de la historia

stop

CAPITANEAN LA NUEVA AUTOMOCIÓN

en Barcelona, 08 de marzo de 2015 (18:36 CET)

Dos firmas españolas trabajan mano a mano para vender el nuevo Spano, el superdeportivo español más rápido y resistente del mercado. Spania GTA (Ribarroja del Turia, Valencia) y Graphenano (Yecla, Murcia) han rediseñado el coche usando grafeno, un material aeronáutico que se utiliza por primera vez en un automóvil.

"Es el material más resistente que se conoce, más que el diamante. Y lo hemos incorporado en chasis, tapicería y carrocería. Así aumentados la seguridad exponencialmente", explica un portavoz de la empresa.

Juntos, Graphenano y GTA constituyen el único laboratorio de grafeno en automóvil del mundo. "Ni McLaren ni Pagani pueden rivalizar en este capítulo", explica Martín Martínez, cofundador de la productora de materiales.

Artesanal

Por lo pronto, el hub de investigación ha engendrado el Spano, un coche rodeado de glamour. La máquina la diseñó en 2012 el ingeniero valenciano Sento Pallardó, bajo las estrictas órdenes de Domingo Ochoa, consejero delegado de Spania. Tras pasear el biplaza por varias ferias automovilísticas --y entregar los pedidos--, las dos empresas lo han actualizado con materiales nunca vistos en automoción.

El resultado sonroja al resto. Soportado por sus aleaciones únicas, el nuevo Spano entrega 925 caballos de potencia máxima. Acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, con una velocidad máxima de 370 kilómetros por hora.

Grafeno

¿Qué hace tan especial este componente? "Es único. Tiene todas las propiedades: ligereza, resistencia, conductividad, etc. Un milímetro de grafeno es capaz de parar un AVE en movimiento", explica Martín Martínez,  cofundador de Graphenano.

La firma yeclana es de las pocas que trabaja el material en España. Empezó con dos socios y 3.000 euros de capital hace tres años. Hoy tiene 16 trabajadores y provee a un número de empresas de varios sectores. "Entramos en muchos terrenos: energía nuclear, aeronáutica, automoción...", enumera Martínez.

Bandera

En este último sector, su contribución difícilmente se verá en las autopistas españolas. El GTA Spano cuesta 870.000 euros más impuestos y se ensambla bajo estricta demanda. "Nuestro cliente es aficionado a los coches exclusivos y, muy particularmente, a los biplazas artesanales", abunda la firma levantina, que emplea a 35 personas más trabajos indirectos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad