Los deportivos de lujo vuelven a las carreteras españolas: Maserati, Ferrari y Lamborghini aumentan las ventas en 2014

stop

CONSUMO

Marta Sánchez

Dos de los deportivos más exclusivos del mercado, el Maserati Ghibli (izquierda) y el Quattroporte (derecha)
Dos de los deportivos más exclusivos del mercado, el Maserati Ghibli (izquierda) y el Quattroporte (derecha)

Barcelona, 05 de enero de 2015 (19:30 CET)

El lujo sobre cuatro ruedas se ha recuperado este 2014. En los últimos doce meses, los deportivos más exclusivos e inaccesibles han vuelto a ser objeto de deseo de unos pocos afortunados que han podido desembolsar los más de 71.500 euros que puede costar un Maserati Ghibli o los 170.000 euros de un Quattroporte. Precisamente, dos modelos de una de las marcas de vehículos de alto standing que más ha crecido en ventas el último año. En total, 154 unidades frente a las 29 matriculaciones de un año antes. Es decir, un 431% más. Pero no es el único caso.

Otras prestigiosas e inalcanzables marcas han disparado las ventas en el mercado español. Caprichos en forma de Lamborghini, un clásico italiano que en 2014 ha colocado hasta nueve exclusivas unidades de los modelos Aventador, Gallardo y Huracán, cuyos precios oscilan entre los 230.000 y los 460.000 euros. Doce meses antes, apenas se matricularon dos coches de esta casa italiana en España.




El Bugatti Veyron, un lujo de hasta 1,8 millones


El clásico Ferrari también ha vuelto a mejorar sus marcas en la carrera de las ventas en España tras matricular 46 de sus lujosos y deportivos vehículos. Diez más que en 2013 (el 27,8% más). De estos, se han vendido 26 unidades del modelo 458, otras diez del California (cuyo precio arranca en los 215.000 euros), seis modelos del F12 (desde 311.218 euros), dos del FF (desde 299.561 euros) y otros dos del biplaza Laferrari, con un precio aproximado de 1,2 millones.

La marca de lujo francés Bugatti nació a principios de siglo XX bajo el lema Nada puede ser demasiado hermoso, nada puede ser demasiado costoso. Un leitmotiv que la firma ha mantenido intacto a lo largo de su historia. Modelos como el Bugatti Veyron pueden llegar a valer hasta 1,8 millones de euros. Y ha sido precisamente ese el único que se ha venido este 2014 en España.

Las ventas de Porsche crecen el 36%


El fabricante alemán de automóviles Porsche, del grupo Volkswagen, también ha cerrado el año con más vehículos con su escudo saliendo de los concesionarios españoles. En 2014, las ventas han crecido el 36,2% pasando de las 1.186 unidades matriculadas en 2013 a los 1.615 vehículos al cierre del pasado diciembre. Deportivos por los que sus propietarios han podido pagar desde un mínimo de 55.892 euros por el Porsche Boxster más sencillo, hasta los 787.069 euros que cuesta aparcar en casa un Porsche 918 Spyder.

Por su parte, la británica Rolls Royce ha vendido en España dos unidades este 2014: el modelo Ghost (de unos 305.000 euros) y el Wraith, el "más ambicioso, exclusivo y audaz", según la propia compañía, con un precio mínimo de 340.176 euros.

Jaguar, Mercedes y Audi siguen creciendo


Los lujosos automóviles Jaguar también han tenido un año más dorado que el de 2013, ya que la compañía que ahora pertenece al grupo industrial y automovilístico de origen indio Tata Motors ha conseguido aumentar el número de matrículas el 8,7% hasta los 952 vehículos. Modelos como el F-Type, XF, XJ o el XK8, cuyos precios oscilan entre los 50.000 y los 161.000 euros.

Por descontado, las marcas de lujo más habituales en las carreteras españolas como Mercedes, BMW y Audi también han crecido en ventas. Concretamente el 28,7%; el 13% y el 6,1%, respectivamente.

Hummer deja el contador a cero


Pero como en todo, en el otro lado de la balanza se sitúan las firmas del lujo de la automoción que han visto cómo sus ventas caían en 2014. Es el caso del fabricante británico Aston Martin, que en el último año vendió 12 unidades frente a las 25 de 2013 (-52%). Cadillac también ha notado el bajón después de tan sólo matricular un único modelo en España --el CTS-- frente a los tres que colocó un año antes.

Peor suerte ha corrido Hummer, que en 2013 consiguió vender una unidad pero en 2014 nadie se ha prestado a comprar semejante monstruo de la automoción. Por último, McLaren tampoco ha vendido más en el último año. Si en 2013 matriculó hasta tres modelos, al cierre del pasado diciembre la cifra se reducía a uno.

Recuperación y confianza


El cambio de tendencia en estos doce meses tiene una única explicación: la recuperación económica y la mayor confianza de los compradores más acaudalados. Los mismos que, según fuentes del sector, en años anteriores contuvieron su impulso más lujoso "para no llamar la atención", pero que este 2014 se ha vuelto a animar con caprichos propios de las películas de Hollywood.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad