Edificio Allianz. ED

Allianz mejora resultados a pesar del divorcio forzoso del Santander

stop

La aseguradora ya sufre una menor actividad en la antigua red de Popular tanto en la venta de seguros, como de fondos de inversión y planes de pensiones

Madrid, 03 de junio de 2019 (17:54 CET)

Allianz España ha aguantado el primer envite de lo que puede suponer para el grupo la pérdida de su histórico acuerdo con el Banco Popular. El Santander decidió romperlo para reforzar su alianza con Aegon, pero hasta que no exista un acuerdo, la antigua red de Popular deberá continuar vendiendo seguros de vida y productos destinados al ahorro, como planes de pensiones y fondos de inversión de Allianz.

Se espera que el banco presidido por Ana Botín pague una indemnización millonaria a Allianz, sobre cuya magnitud no hay consenso: se ha especulado con cifras que van desde los 500 a los 2.000 millones.

De acuerdo con los datos publicados por la aseguradora este lunes, en 2018 ganó 277 millones de euros, un 1% más que el ejercicio anterior, a pesar de la caída de la actividad en el área de gestión de activos y en el de seguros de vida. Para Allianz, la menor actividad en el primero está directamente relacionada con la situación que vive la antigua red de Banco Popular. En este sentido, las primas obtenidas por Allianz Popular Pensiones y Allianz Popular AM se contrayeron un 16 y 14,5%, respectivamente, el año pasado. "La menor actividad de gestión de activos se debió principalmente al actual contexto del Banco Popular", explicó la compañía.

Respecto a los ingresos por primas logrados por Allianz Popular Vida también reflejó una menor actividad a lo largo del año pasado, con un descenso del 1,3% respecto a 2017. En contraste, el grupo sí que logró mejorar los ingresos en España, donde las primas aumentaron un 2,8%, hasta los 3.623 millones. 

Santander ajusta la red del antiguo Banco Popular

Sin una resolución al conflicto abierto con el Santander, la evolución de los ingresos que Allianz podría continuar reduciéndose. El banco ha puesto en marcha un proceso de reducción de plantilla y de red que, previsiblemente, reducirá la red que obtuvo con la compra del Popular. Una de las medidas de este ajuste es justo el ERE que la entidad ha puesto en marcha.  

De acuerdo con Expansión, KPMG sería el encargado de buscar un acuerdo entre ambas partes para que el proceso no se dilate y se evite elevar el caso a una corte de arbitraje.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad