"Andorra, la cueva de Ali Babá"

stop

Corrupción sistémica en el Principado

Gao Ping, en la Audiencia, los hermanos Cierco y Prats (d)

en Barcelona, 16 de marzo de 2015 (23:00 CET)

"Se acabó. No vamos a permitir que ni el BPA ni ninguna otra entidad bancaria andorrana sea la cueva donde se esconden los piratas". Así se ha manifestado a Economía Digital uno de los miembros del amplio equipo de fiscales que han participado en la elaboración de la comisión rogatoria que el pasado miércoles el Fiscal General de Andorra envió a España.

El Ministerio Público, que ha colaborado activamente con el departamento del Tesoro Norteamericano y con la Fiscalía General del Principado, afirma que el caso BPA ha evidenciado que era práctica habitual en aquel país que sus bancos, o la mayoría de ellos, lejos de gestionar el patrimonio de sus clientes, se han dedicado a ocultarlo y, en ocasiones a camuflarlo.

Aviso para navegantes

"Lo que ha hecho la Fiscalía General de Andorra es un aviso para navegantes. Si algunos de los otros bancos de aquel país ha recibido y canalizado dinero negro, ha ocultado fondos procedentes de la corrupción política y, además, ha recibido instantes gratificaciones por ello, vamos a actuar de la misma forma", aseguran. Y añaden: "Lo que esperamos es que sean los bancos y no nosotros, los que de una vez salgan del armario de la complicidad y depuren a sus manzanas podridas, por el bien de todos, especialmente, por el bien del propio país".

Este veterano miembro del Ministerio Público considera que la cooperación internacional es fundamental y es la clave de la contundencia y solvencia de la actuación en curso por parte de los jueces, fiscales y policías andorranos. "Ahora esperamos, en justa correspondencia, que nos ayuden a nosotros a identificar a los políticos y delincuentes de cuello blanco españoles que tiene su dinero negro escondido allí, en bancos que sabemos a ciencia cierta que no son el BPA". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad