Ausbanc pide prisión provisional para Narcís Serra

stop

RETRIBUCIONES EN DUDA

Narcís Serra y Adolf Todó declaran en la Ciudad de la Justicia de Barcelona | ED

21 de octubre de 2013 (13:36 CET)

Ausbanc ha solicitado prisión provisional para el ex presidente de CatalunyaCaixa, Narcís Serra, para evitar que destruya pruebas. La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios actúa como acusación particular en la investigación del sueldazo del ex político socialista. Se le acusa de administración desleal, un delito que también se imputa a otros 53 ex directivos y miembros del consejo de administración de la entidad. Entre ellos, el sucesor en el cargo, Adolf Todó.

El magistrado que instruye el caso, Josep Maria Pijuan, aún no ha decidido si escucha a la organización y manda a la cárcel a Serra. El titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona tiene la potestad de aplicar otras medidas de prevención para el ex presidente de la entidad intervenida, como retirarle el pasaporte o fijar una fianza para evitar su entrada en prisión. Serra también podría quedar en libertad sin cargos.

Acusación de Fiscalía

El Fiscal del caso acusa a Serra de incrementar el sueldo variable y la retribución base del director de la entidad (el 1,5%). La misma mejora que aplicó al subdirector de su equipo.

El Ministerio no se ha adherido a la solicitud de prisión provisional de Ausbanc.

Declaración

En su intervención, el ex presidente de CatalunyaCaixa ha justificado las decisiones respecto a las retribuciones que recibía en el ejercicio de su cargo. Excesivamente elevadas, según señaló Fiscalía Anticorrupción en su denuncia.

Serra ha declarado que comunicó al Banco de España y al Frob todas las decisiones sobre las retribuciones de la cúpula de la entidad y que eran ajustadas al mercado, señalan fuentes judiciales. Los supervisores de las entidades españolas conocían perfectamente los sueldos, dietas y compensaciones pactadas en el consejo de administración de la entidad, según su relato. Ha asegurado que la gestión era "legal, leal y diligente".

Asimismo, ha declarado que su intención es que quede claro que toda la cúpula de la entidad actuó de acuerdo con la legislación vigente. "A pesar de que otras entidades españolas no lo han hecho", ha añadido.

Eso sí, el ex directivo no ha querido entrar al trapo ante las preguntas de Ausbanc y las CUP. Ambas actúan como acusación particular. Se ha acogido a su derecho de no declarar, aseguran los mismos interlocutores.

Comparecencia de Adolf Todó

Narcís Serra no es el único que debe comparecer ante Pijuan este lunes. Su número dos y sucesor en el cargo cuando abandonó la entidad, Adolf Todó, ya está en la Ciudad de la Justícia de Barcelona.

Ha acudido con mucha antelación a su cita con el tribunal para evitar un grupo de afectados por las preferentes que se ha concentrado en las puertas de los juzgados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad