Banca March anima a los inversores a apostar de nuevo por el Ibex

stop

La entidad confía en que la economía española crezca a mediados del 2013

Mercedes Grau

18 de septiembre de 2012 (20:14 CET)

El grupo Banca March, especializado en la banca privada, patrimonial y de grandes empresas, mantiene una política centrada en la seguridad de sus inversiones, en la apuesta por activos sólidos.

La entidad, calificada como la más solvente de Europa, y que mantuvo sus reservas en los últimos años sobre la renta variable en España, aconseja ahora a sus inversores que es el momento. Que las empresas del Ibex han sido demasiado castigadas por los mercados, de forma injusta, y que se inicia un camino interesante para invertir en el Ibex, que está manteniendo estos días los 8.000 puntos.

La entidad considera que la economía española podría comenzar a crecer a partir del segundo semestre del 2013, según el director de estrategia de mercados, Miguel Ángel García, quien pronóstica, sin embargo, que el final de este año y el principio del próximo la situación será complicada.

Pero a medio plazo, los inversores pueden confiar, a juicio de la entidad, en las empresas cotizadas, que, antes de la intervención del Banco Central Europeo, pasaron por un momento muy duro, al alcance de posibles tiburones financieros internacionales.

Los analistas de Banca March consideran que, pese a los esfuerzos, España no ha hecho todavía un recorte importante del gasto público, Se han tomado medidas, sí, pero la reducción del déficit sigue siendo mínima.

El director general de March Gestión, José Luis Jiménez, asegura que España debe hacer los deberes, aunque ese esfuerzo pueda suponer, de momento, un mayor perjuicio en la economía, agravando la recesión.

La tesis de Jiménez, compartida por diferentes economistas, es que ese esfuerzo, debe contar, sin embargo, con la ayuda del norte de Europa.

Todo ello debería provocar un punto de inflexión que permita el inicio de un círculo virtuoso, según Jiménez, que consiga lo siguiente: mayor confianza en los inversores por la reducción del déficit, menor interés por el pago de la deuda, y aumento de la inversión por parte de particulares y empresas.

Es una visión ortodoxa, pero que está acompañada de la exigencia a países como Alemania y Holanda para que, al mismo tiempo, ejerzan su papel de motores de Europea. ¿Cómo? Para Jiménez Alemania debería permitir un alza en los salarios, que provocara una mayor inflación en los países del centro de la zona euro.

Esa mayor inflación beneficiaria a España, que podría pagar con mayor comodidad tanto la deuda pública como la privada. Y esa visión, que comparte el director general de March ya no es tan ortodoxa.

Banca March ha hecho una apuesta fuerte por Catalunya, como ha apuntado la directora general adjunta del área de Catalunya, Mercedes Grau, quien destaca la apuesta por las empresas familiares catalanas, con servicios e inversiones muy acordes con la cultura inversora del territorio. Respecto a la guerra llamada del "pasivo", la oferta de "superdepósitos" de las entidades, Grau cree que tendrá a desaparecer.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad