Banca y promotores apenas bajan los precios de la vivienda nueva

stop

MERCADO INMOBILIARIO

Maqueta del edificio Mindanao

03 de enero de 2012 (13:55 CET)

La banca y los promotores se resisitieron el año pasado a hacer bajadas significativas en los precios de las viviendas nuevas que poseen, por lo que el desajuste en el mercado es cada vez mayor entre los inmubles de segunda mano --que sí están ajustando su precio-- y la vivienda nueva en posesión del sector financiero e inmobiliario. Esta conclusión se desprende del índice publicado por Sociedad de Tasación, una de las tasadoras más relevantes del mercado español junto a Tinsa, que asegura que la caída de precios de vivienda nueva en todo 2011 es de un 4%. Se trata de los precios que los poseedores de los inmuebles piden por ellos.

Frente a unos precios de vivienda de segunda mano que han bajado hasta un 24,5% de media desde máximos de finales de 2007 según el INE, la evolución de las casas nuevas apenas se mueve y la caída de precios de oferta es tan sólo de un 4% en precios de oferta. La negociación posterior hasta llegar a la compra tampoco consigue bajar significativamente el valor de la transacción, que cayó un 7% en un año para vivienda nueva, según el INE.

Estos datos se han recogido por sondeo directo en el que los tasadores de Sociedad de Tasación (ST) piden los precios en cada una de las promociones de vivienda nueva que visitan, y tan sólo en poblaciones de más de 25.000 habitantes. Quedan fuera inmuebles con características especiales como los áticos.

Viviendas nunca habitadas

El stock de viviendas nuevas sin vender está creciendo a medida que van terminándose todas las promociones que se iniciaron en el tramo final de la burbuja. "Se observa un importante aumento en la oferta de viviendas con antigüedad entre 1 y 5 años pendientes de primera ocupación, puestas a la venta por los departamentos inmobiliarios de entidades de crédito y por particulares no profesionales del sector", asegura la tasadora.

La situación actual de precios es similar a la del año 2005 y las provincias más caras son, por este orden, Barcelona, Guipúzcoa y Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad