Banco Espírito Santo se derrumba y pierde el 50% en bolsa

stop

La mayor entidad portuguesa se desploma tras el regreso al mercado y arrastra a la banca europea

31 de julio de 2014 (13:39 CET)

Jueves negro en Lisboa. Los títulos de Banco Espírito Santo, que habían sido suspendidos en bolsa por la investigación sobre posibles irregularidades, han vuelto a cotizar este jueves en una jornada en la que acumula un desplome del 50%.

El desplome de los títulos de BES se produce a pesar de que la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal decidiese en la tarde del miércoles la prohibición temporal durante toda la sesión de este jueves de las ventas al descubierto sobre las acciones de BES.

Expresidente detenido

Banco Espírito Santo informó a última hora de ayer de que entre enero y junio registró pérdidas netas por importe de 3.577 millones de euros. Los datos referentes a España también siguen la misma línea, con pérdidas de 11,7 millones de euros. Sin embargo, la entidad habla de "recuperación" en comparación con el primer semestre de 2013, cuando estas pérdidas fueron de 14,3 millones.

Tras la publicación de sus cuentas, el consejero delegado de BES, Vitor Bento, indicó la necesidad de adoptar "acciones decisivas" para el saneamiento de la entidad, incluyendo una ampliación de capital, así como la realización de desinversiones de activos.

La caída en bolsa también ha afectado los valores de los principales bancos europeos, entre ellos Santander y BBVA.

Caída de un imperio

Las desgracias del banco comenzaron hace dos meses con las investigaciones judiciales contra la cúpula de la entidad por un presunto fraude. La policía detuvo hace pocos días al magnate portugués y expresidentes del banco Ricardo Salgado, que ha sido acusado de fraude, falsificación, abuso de confianza y blanqueo de capitales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad