Íñigo Guerra, director general de Bankinter y responsable de Bankinter Investment

Bankinter doblará peso en banca de inversión para resistir al euríbor

stop

El banco quiere aumentar el peso en balance de este negocio en los próximos años, que ofrece una rentabilidad más alta que la banca tradicional

Cristina Triana

Economía Digital

Íñigo Guerra, director general de Bankinter y responsable de Bankinter Investment

Madrid, 22 de noviembre de 2019 (04:55 CET)

La banca española continúa tratando de diversificar sus fuentes de ingresos para defender sus cuentas de resultados del euríbor negativo. Con el negocio hipotecario mucho menos fuerte que en el pasado, el sector está tratando de aumentar el peso en su cartera del crédito al consumo y empresarial, acelerando el negocio de gestión de activos y también, como defiende Bankinter, apostando por la banca de inversión.

La entidad presidida por María Dolores Dancausa presentó este jueves su nueva marca en este negocio, Bankinter Investment, que lleva operando formalmente cinco años, pero que entra en una nueva etapa a partir de ahora, con el objetivo tanto de mejorar la oferta de inversión para sus clientes de banca privada, como de reforzar los ingresos del banco, en un contexto de tipos negativos.

Bankinter Investment abarca otros negocios que se salen de los que siempre se relacionan con la banca de inversión, como las operaciones de asesoramiento o de financiación en fusiones y adquisiciones. El área clave, para el que la entidad se marca unos objetivos específicos es el de gestión de activos alternativos. En ella se enmarcan todos los productos de gestión, en los que la firma también invierte su propio capital, y que se han puesto en marcha para ofrecer alternativas de inversión física (renovables, inmobiliario o infraestructuras, por ejemplo). 

Con el euríbor negativo penalizando el interés de las inversiones tradicionales con menos riesgo, como la renta fija, y un escenario de tipos negativos que todavía se augura largo, Bankinter espera que los 3.000 millones que actualmente están invertidos en estos productos alternativos, alcancen los 8.000 en tres años. 

En el conjunto del balance del banco, Iñigo Guerra, director general de Bankinter y responsable de Bankinter Investment, señala que lo lógico es que este negocio incremente su peso hasta representar aproximadamente el 5% del volumen de activos ponderados por riesgo. Guerra cifró en el nivel del 2% la representatividad actual en el balance del grupo.

Bankinter, un poco más de riesgo, a favor de la rentabilidad

Los supervisores -Banco Central Europeo y Banco de España- continúan insistiendo en sus intervenciones públicas en la baja rentabilidad de la banca. En total, se calcula de la rentabilidad sobre los recursos propios (ROE) de los bancos europeos se encuentra en el nivel del 6%; una cifra baja, que, según el último informe de estabilidad financiera del BCE, se debe a la baja diversificación en ingresos de la banca, al alto peso de activos improductivos y al exceso de capacidad.

Bankinter se sale de la media, con un ROE del 12,64%, pero parece que se ha tomado en serio la necesidad de ampliar las fuentes de ingresos de su cuenta de resultados. Íñigo Guerra reconoce que el negocio relacionado con la banca de inversión consume más capital que el modelo tradicional, pero también que aporta más rentabilidad, aunque no precisó exactamente cuál era la ventaja. "Somos muy eficientes", aseguró.

Esta apuesta se une al efecto de la compra de Evo Banco y Avantcard. La segunda, con sede en Irlanda, tiene un negocio diferente al de Bankinter, ya que se centra en las tarjetas de crédito; por lo que incremento la exposición al consumo del grupo español.

En paralelo, Bankinter está cerrando otras líneas de negocio, como Coinc. Este portal especializado en ahorro se lanzó en 2012, pero este mismo mes de noviembre se ha integrado en la marca principal. 

Hemeroteca

Euríbor Bankinter
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad