Carlos Torres Vila, Francisco González y Onur Genç. BBVA
stop

El BCE se encuentra a la espera de la investigación del BBVA sobre el caso Villarejo, que previsiblemente concluirá antes de dos meses

Madrid, 31 de enero de 2019 (09:45 CET)

El Banco Central Europeo apremió al BBVA la semana pasada para que mostrara cuanto antes los resultados de la investigación interna sobre las escuchas ilegales del caso villarejo. Así, el BCE, a través del Mecanismo Único de Supervisión, recibirá los resultados de la investigación que BBVA ha encargado a PwC, Garrigues y Uría Menéndez

Fuentes conocedoras aseguran que la comunicación entre la entidad y los supervisores es fluida y permanente, según publica Expansión. El BCE ha mantenido contactos con el banco, a través de los responsables del equipo de supervisión que mantiene relaciones permanentes con BBVA, para conocer el alcance del problema y recibir las novedades que se produzcan. 

Al término de la investigación las autoridades podrían recomendar a BBVA la adopción de medidas concretas en materia de buenas prácticas de gobernanza o sobre personas determinadas

No se espera que esté concluida antes de dos meses y, en todo caso, se entiende que antes del inicio del verano sería la fecha máxima de finalización del trabajo.

 El excomisario Villarejo controló en 2004 unas 15.000 llamadas de periodistas y empresarios, supuestamente bajo el conocimiento de FG

El presidente de BBVA, Carlos Torres, decidió junto con el consejo de la entidad ampliar la investigación que había abierto el verano pasado porque el excomisario Villarejo, supuestamente bajo el posible conocimiento de Francisco González, controló en 2004 unas 15.000 llamadas de periodistas y empresarios, entre ellos el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, el industrial Juan Abelló y el jefe de la Oficina Económica de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián

Es por ello por lo que está en el punto de mira Francisco González, expresidente de la entidad y presidente de honor, al que la entidad no ha retirado del cargo ni él ha querido dimitir.

La operación, conocida como "Trampa" estuvo financiada por el BBVA con el pago de al menos 517.600 euros y pasó por la búsqueda de aspectos negativos de los miembros de Sacyr, que se encontraba en plena Opa con el BBVA, y por subrayar sus vinculaciones con el Ejecutivo socialista​.

Finalmente, las acusaciones de politización y la falta de apoyo expreso del Banco de España provocaron que Sacyr desistiera de entrar en el consejo de BBVA en febrero de 2005

Pruebas no concluyentes

Los primeros resultados de la investigación iniciada en junio de 2018, llevada a cabo por el bufete Garrigues, no dieron pruebas de que se hubieran cometido irregularidades de ese tipo.

Esto se debe a que el trabajo se centró en analizar la legalidad de las relaciones entre el excomisario y el banco y no se encontraron elementos que pudieran considerarse ilícitos. Fue la difusión de algunas hipotéticas conversaciones telefónicas lo que provocó que el banco decidiera ampliar el alcance de las investigaciones y contratar a PwC.

La consultora se encuentra realizando un informe forensic, una auditoría de detección de fraudes, sobre todo lo referente a las relaciones entre el excomisario y la entidad. PwC ha encargado el trabajo a cerca de 50 personas.

Sin embargo, la documentación sobre los trabajos puede no existir en esos momentos y la mayor parte de las personas conocedoras de los hechos están fuera del banco. Todas estas circunstancias hacen pensar que los supervisores no realizarán ningún tipo de movimiento antes de que termine la investigación. 

Además, piensan que es probable que las conclusiones finales no acaben de satisfacer a la opinión pública, porque no puedan demostrarse algunos de los aspectos más problemáticos que están planteados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad