El presidente de BBVA, Francisco Gonzalez, durante la junta de accionistas en el Palacio Euskalduna en Bilbao el 14 de marzo de 2014. REUTERS/Vincent West

BBVA pone 64 millones sobre la mesa de la banca digital británica

stop

Compra el 29,5% de Atom, la primera entidad de crédito nativa de Internet en el Reino Unido. Los escasos márgenes del mercado español empujan a los bancos hacia el exterior

Jose Elías Rodríguez (Reuters)

El presidente de BBVA, Francisco Gonzalez, durante la junta de accionistas en el Palacio Euskalduna en Bilbao el 14 de marzo de 2014. REUTERS/Vincent West

en Madrid, 24 de noviembre de 2015 (12:45 CET)

BBVA confirmó el martes la compra del 29,5% de Atom por 45 millones de libras (unos 64 millones de euros). Realiza la primera incursión en el mercado británico de banca digital para dar un impulso a su presencia en dispositivos móviles, entrando en el capital de este futuro banco por Internet.

La inversión en esta entidad "emergente", que quiere lanzar sus servicios en 2016, se enmarca en la estrategia de BBVA para liderar los servicios financieros en la era digital.

Supone una muestra más del interés español en el sector bancario británico, en el que ya han desembarcado el Santander y, más recientemente, el Sabadell.

"En BBVA creemos que el mercado digital del Reino Unido ofrece excelentes oportunidades de crecimiento y que los bancos digitales que ponen al cliente en primer lugar representan el futuro", dijo el presidente del segundo banco español, Francisco González, en un comunicado.

Perfil digital

BBVA ha emprendido una serie de transacciones para impulsar su perfil digital en los últimos años, incluyendo las compras de Simple, compañía con sede en Oregon (EEUU), en 2014, y de la californiana Spring Studio el pasado abril.

Atom, por su parte, fue el primer banco exclusivamente on line en conseguir una licencia del regulador sectorial británico, el pasado junio, tras la formación de una serie de bancos "desafiantes" con ambiciones de mejorar la competencia en el sector bancario británico.

Su presidente, Anthony Thomson, dijo que la entidad ha recaudado ya más de 135 millones de libras en su año y medio de vida, lo que refleja la confianza en el modelo de negocio y el creciente interés en firmas de servicios financieros digitales.

El secreto mejor guardado

Atom dijo que su aplicación móvil, celosamente guardada, que en su opinión desafiará el dominio de grandes bancos británicos como HSBC, Lloyds y Barclays, estaba ahora en fase de "pruebas en vivo" y que pronto se podría probar bajo invitacón antes de su lanzamiento al público a principios de 2016.

BBVA estará representado con dos asientos en el consejo de administración tras la inyección de capital, que según el banco español servirá para acelerar el crecimiento del negocio de la entidad británica.

La transacción está sujeta a las aprobaciones regulatorias pertinentes. Bank of America Merrill Lynch ha actuado como asesor financiero, y Clifford Chance, como asesor legal.

Huída al exterior

La expansión de BBVA a territorio británico es un reflejo más del esfuerzo de los bancos españoles para incrementar los ingresos internacionales, en un entorno de tipos de interés en mínimos históricos y creciente competencia en el mercado doméstico, que ha menguado los márgenes y dañado los beneficios de todo el sector.

El Santander entró en el Reino Unido en 2004 con la compra de Abbey National y con la adquisición posterior de Alliance & Leicester y Bradford & Bingley. Se convirtió en una de las mayores entidades hipotecarias del país.

Por su parte, el Sabadell, tras la compra este mismo año de TSB, adquirió el pasado 13 de noviembre activos del nacionalizado Northern Rock por 3.300 millones de libras.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad