Botín, Fainé y González niegan conocer los detalles de la salida de Rato

stop

'CASO BANKIA'

Europa Press

Francisco González (BBVA), Emilio Botín (Banco Santander) e Isidro Fainé (Caixabank) en la salida de la Audiencia Nacional | EFE/EP
Francisco González (BBVA), Emilio Botín (Banco Santander) e Isidro Fainé (Caixabank) en la salida de la Audiencia Nacional | EFE/EP

24 de mayo de 2013 (13:44 CET)

Los tres banqueros más importantes de España han asegurado este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que ninguno conocía los detalles de la salida del ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, de la entidad antes de que se consumara su destitución.

Las declaraciones de Emilio Botín (Banco Santander), Isidro Fainé (Caixabank) y Francisco González (BBVA) han superado por poco la hora y media. Han comparecido ante el magistrado por separado, aunque todos han coincidido en negar que el ministro de Economía y Competitividad, Luís de Guindos, hubiera compartido con ellos la estrategia que quería seguir en el banco nacionalizado.

Futuro de Bankia

De Guindos les convocó entre los días 4 y 6 de mayo de 2012 para hablar de la preocupación que existía sobre la situación financiera de Bankia, pero en ningún momento se comentó nada sobre el futuro de Rato, han defendido los tres, según fuentes judiciales. El 7 de mayo, el ministro anunció que Ignacio Goirigolzarri asumía la presidencia de la entidad.

Botín, Fainé y González han explicado al magistrado Andreu que en las reuniones con De Guindos también estaba presente Rato. Sólo se abordó las necesidades de capitalización que tenía la entidad y las inyecciones futuras que requería para mantenerse a flote, han relatado.

Crítica de González

El más crítico en su declaración ha sido el presidente del BBVA, según los mismos interlocutores. González ha tachado de “elefante en la habitación” a Bankia. Además, ha asegurado que el balance de 2011 que presentó Rato no era creíble, “aunque la contabilidad es un chicle”. El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) firmó unas cuentas con 309 millones de euros de beneficios.

La Audiencia Nacional investiga la fusión y salida a bolsa de Bankia y su sonoro fracaso posterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad