Botín implora la confianza de los inversores para lograr más ingresos

stop

La entidad asegura en Londres que, pese al "brexit", no varía un ápice los objetivos de su plan estratégico

La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín.

Madrid, 30 de septiembre de 2016 (10:02 CET)

La plana mayor del Banco Santander, con su presidenta Ana Botín al frente, se ha trasladado a Londres para ratificar, en un encuentro con inversores y analistas, todos los objetivos de su plan estratégico 2016-2018, a pesar del "entorno macroeconómico más difícil" derivado del "brexit", el referéndum británico que decidió la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, la filial que aporta el 20% de los beneficios del grupo. 

En el encuentro, la entidad ha confirmado sus planes de aumento del beneficio por acción, hasta alcanzar incrementos de doble dígito en 2018, así como aumentar el dividendo y el valor contable anual por acción, a pesar de reconocer la depreciación de buena parte de las divisas frente al euro y la prolongación durante tiempo de bajos tipos de interés. 

Rentabilidades sostenibles y predecibles
 
"Tenemos una estrategia clara y definida que nos está permitiendo ganar la confianza y fidelidad de los clientes en nuestros diez mercados principales. Gracias a nuestro modelo de negocio generamos rentabilidades sostenibles y predecibles, y estamos cumpliendo nuestros compromisos financieros y comerciales en un entorno más complejo", aseguraba Botín en su comparecencia. 

Entre esos objetivos de su plan estratégico, el Santander contempla alcanzar en 2018 los 18,5 millones de clientes vinculados en 2018 –en los últimos 12 meses ha aumentado un 10%- , y duplicar, hasta los 30 millones, los clientes digitales, que acumulan un incremento del 23%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad