Bruselas estudia multar a España por su nuevo incumplimiento del déficit

stop

La Comisión Europea no prevé que España cumpla el objetivo del 3% ni este año ni en 2017

 El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker

Barcelona, 03 de mayo de 2016 (11:42 CET)

Bruselas está perdiendo la paciencia con España. La Comisión Europea ha avanzado este martes que no espera que España logre situar su déficit público por debajo del 3% del PIB ni este año –cuando se había comprometido a hacerlo– ni en 2017, con lo que podría iniciar ya el proceso sancionador.    

La UE rebajó en dos décimas el crecimiento del PIB que prevé para este ejercicio para España, hasta el 2,6%, a causa de la incertidumbre política y de la "cantidad de medidas necesarias para corregir el tropiezo presupuestario" acumulado en 2015.

"El crecimiento parece estar perdiendo algo de impulso, pero se espera que mantenga un ritmo robusto en el horizonte de las previsiones (2016-2017), respaldado por una mejoría del mercado laboral, un mejor acceso al crédito por parte de las empresas y los hogares y bajos precios del petróleo", señala la Comisión.

Peores previsiones que el Gobierno  

La misma evolución es la que sufrirá el déficit. La mejora no será suficiente como para que España se sitúe en el equilibrio presupuestario en los plazos acordados. Tras quedarse en el 5,1% el año pasado, Bruselas prevé que se situará en el 3,9% del PIB en 2016 y en un 3,1% el siguiente.

Esto supone que España incumplirá no solo su compromiso de reducir su desvío hasta el 4,2% en 2015, sino que tampoco alcanzará el 2,8% comprometido este año, con lo que se arriesga a que Bruselas sancione al país o tome otras medidas, una decisión que se espera este mes.

El dato también muestra que Bruselas es más pesimista que el Gobierno de Mariano Rajoy, que espera que el déficit se sitúe en el 3,6% este año y el 2,9% el siguiente.

Baja el paro
 
En cuanto a la tasa de desempleo, Bruselas mejora en cuatro décimas sus previsiones para este año, al situarla en el 20%, y en ocho décimas la del siguiente, cuando augura un paro del 18,1%.

La Comisión espera que la inflación se mantenga en terreno negativo este año, lastrada por los bajos precios del petróleo, con un -0,1%, para volver a terreno positivo en 2017, con un 1,4 %.

En cuanto a la deuda pública, Bruselas cree que ésta tocará techo este año en el 100,3% del PIB, para caer por debajo del 100% el próximo año, con un 99,6%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad