Caixabank aparta 'in extremis' a Isabel dos Santos de BPI

stop

El Banco Portugués de Inversión anuncia un acuerdo entre el banco español y Santoro para reducir su exposición en Angola

Isabel Dos Santos, la segunda fortuna de África

Barcelona, 11 de abril de 2016 (08:44 CET)

Caixabank cerró in extremis, durante este domingo por la noche, un acuerdo con la empresaria angoleña Isabel dos Santos para terminar con la crisis del Banco Portugués de Inversión (BPI). Esta pasada madrugada expiraba el plazo fijado por Bruselas para que el BPI vendiera su negocio en Angola, y poco antes de las 12 de la noche, el banco comunicó el acuerdo a la sociedad de valores lusa, por el que la entidad que preside Isidro Fainé podrá por fin apartar a Dos Santos del banco portugués. Caixabank lo ha confirmado a la CNMV este lunes.

En el comunicado, el BPI informó que Caixabank y Santoro, la sociedad controlada por Dos Santos, "han cerrado con éxito" sus negociaciones para encontrar una solución a la situación límite en la que se encontraba el banco portugués. Dicha entidad ya ha comunicado la solución al Banco Central Europeo (BCE) y al Banco de Portugal, y hará lo propio con el resto de autoridades en los próximos días.

En sus comunicados a las autoridades de los mercados, ni el BPI ni Caixabank detallan cual es la solución encontrada, aunque en el sector se da por hecho que supondrá la salida de Santoro del BPI en una operación a tres bandas.

Operación cruzada 

El acuerdo supone la salida del BPI del Banco de Fomento de Angola (BFA), del que controla el 50,01%, de manera que dejará de estar expuesto al riesgo en el país africano. Quien comprará esta participación, o una parte mayoritaria, será Santoro, en una operación que supondrá su salida de BPI. La sociedad que controla Dos Santos venderá su participación del 18,6% a Caixabank, con lo que el banco español superará el 50% de las acciones del portugués y se verá obligado a lanzar una opa por el 100%.
 
Aunque Caixabank es con diferencia el primer accionista del BPI, con el 44% de las acciones, Santoro bloqueaba la toma de decisiones estratégicas para la entidad, ya que los derechos de voto están limitados al 20%, por lo que sus fuerzas en el consejo estaban muy equilibradas.
   
Tras más de un año de lucha entre Fainé y Dos Santos, Caixabank ha conseguido apartar a Santoro en el último segundo: este domingo 10 de abril finalizaba el plazo marcado para que el BPI redujera su exposición en Angola, exponiéndose a una multa diaria de 160.000 euros si no lo conseguía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad