Caixabank aprovecha el brexit para abaratar la opa sobre BPI

stop

La entidad catalana reactiva las compras de acciones de la portuguesa con la vista puesta en la junta de dentro de dos semanas

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank

Barcelona, 06 de julio de 2016 (01:00 CET)

Tras el cambio en la presidencia, con la entrada de Jordi Gual por Isidro Fainé, ahora el gran frente abierto para Caixabank es BPI. Culminar la opa que ha lanzado sobre el banco portugués es la gran prioridad del equipo ejecutivo de la entidad catalana, comandada por el fortalecido Gonzalo Gortázar. Trabaja día a día para ello y, para conseguirlo, ha reactivado las compras de acciones aprovechando el bajo precio de la última semana, por el efecto brexit.  

Caixabank ha realizado en los últimos meses varias pequeñas compras de acciones que le van acercando al objetivo. El banco necesita superar el 50% de BPI en la opa, pero antes debe levantar la limitación a los derechos de voto con dos tercios de las acciones a favor, con lo que estas pequeñas compras pueden ser claves.  

El levantamiento del límite se votará en una junta extraordinaria, y es condición sine qua non para la formalización de la opa. Sin embargo, la entidad española parece tener claro que tirará para adelante; en caso contrario, no se entiende que siga metiendo dinero en BPI.  

El 'efecto brexit'  

Como explicó Economía Digital, entre abril y mayo, Caixabank adquirió en el mercado 15 paquetes de acciones del portugués, aprovechando que el precio en la bolsa estaba por debajo del de la opa, de 1,113 euros por título. Sin embargo, en junio paró las operaciones, justamente porque la acción había ido subiendo hasta superar el de la oferta.  

A finales del mes pasado, el banco pudo reactivar las compras gracias al brexit. La decisión de los británicos de abandonar la Unión Europea hundió todas las bolsas europeas. Caixabank no fue una excepción, ni tampoco BPI. Aunque el banco luso resistió mejor que el sector –el hecho de tener una opa ayuda–, su caída de 1,13 a 1,08 euros por acción abrió una nueva oportunidad para Gortázar. Y la aprovechó.  

Justo el día en el que los británicos estaban acudiendo a las urnas, el 23 de junio, el banco catalán empezó otra vez a comprar. Fueron pocas acciones; el gran provecho lo sacó al día siguiente, cuando las bolsas se hundían: compró 1,8 millones de acciones a 1,08 euros de media. El lunes y el martes siguiente compró 2,3 millones más, todavía por debajo de 1,1 euros, y el miércoles y el jueves casi un millón más, por encima de 1,1 euros pero todavía por debajo del precio de la opa.
 
Supera el 45% de BPI  

Según comunicó BPI a la bolsa portuguesa, entre el jueves 23 de junio y el jueves 30 de junio, Caixabank compró 5,117 millones de acciones del banco luso, representativas del 0,35% de su capital, por 5,57 millones de euros. Con esta operación, ya ha superado el 45% de BPI: ha llegado al 45,16% de su capital y al 45,33% de los derechos de voto.  

Desde la última compra comunicada por el banco, su cotización sigue por debajo de los 1,113 euros de la oferta de Caixabank, por lo que es probable que no haya parado de adquirir estos pequeños paquetes que le acerquen al 50% de BPI –no puede superarlo antes de la opa–, lo que, además de acercarle a su objetivo, abaratan la compra del portugués.  

La hora de la verdad, el 22 de julio  

Caixabank lanzó la opa sobre BPI tras no llegar a un acuerdo con Santoro, accionista del banco con un 14% y propiedad de Isabel dos Santos, para resolver la alta exposición de la entidad en Angola, por la que se exponía a multas del Banco Central Europeo.  

La opa, que ya ha sido autorizada por la Comisión Europea, tiene una condición imprescindible: que se eliminen los límites de voto, fijados en el 20%, que impiden a la entidad española tomar el control efectivo de la lusa.  

BPI decidirá si levanta los límites de voto en una junta extraordinaria, que está prevista para el próximo 22 de julio, en la que dos tercios de los accionistas deberán apoyar la decisión. Eso sí, cada accionista votará según su volumen real de acciones, con lo que Caixabank, con más del 45%, ya ha recorrido buena parte del camino.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad