Dos Santos rompe el acuerdo con Caixabank por el BPI

stop

Según el banco portugués, la empresaria angoleña pretendía cambiar el acuerdo pactado el domingo pasado con Caixabank

  Isabel Dos Santos, la segunda fortuna de África

Barcelona, 17 de abril de 2016 (18:41 CET)

El acuerdo para que Caixabank compre el 18,6% del Banco Portugués de Inversión (BPI) a la multimillonaria angoleña Isabel dos Santos ha quedado sin efecto, anunció este domingo la entidad lusa.

El BPI responsabiliza a Dos Santos de haber incumplido el acuerdo, cuando decidió cambiar uno de los puntos, "lo que desfiguraba gravemente la solución acordada". Sin embargo, el banco no precisó qué fue lo que Dos Santos ha pretendido modificar.

La noticia fue divulgada por la Comisión del Mercado de Valores de Mobiliarios (CMVM) portuguesa, y se comunicó un día después que Santoro Finance, la empresa controlada por Dos Santos, anunciase que todavía quedaban asuntos pendientes para que la venta a Caixabank pueda terminar de una vez.

"A lo largo del último año, se llevaron a cabo todos los esfuerzos posibles para obtener una solución a la situación de incumplimiento del límite de grandes riesgos. Por eso, el BPI está en contacto con el Banco Central Europeo para hallar una alternativa", agrega el comunicado.

Encaje de bolillos bancario

El trasfondo es la necesidad del BPI de desprenderse de sus acciones del Banco de Fomento de Angola (BFA), porque las autoridades comunitarias creen que el sistema de supervisión de ese país africano no es equivalente al europeo.

La alternativa era que Dos Santos adquiera las acciones del BPI en el banco de Angola. A cambio, la empresaria africana vendería su 18,6% del BPI a Caixabank, lo que le permitía a la entidad catalana alzarse con el control del portugués.

Y así, el BPI se ponía en línea con las exigencias europeas y evitará sanciones por 160.000 euros diarios.

Parecía que, con esta venta triangular, se pondría fin a los conflictos que el banco de Isidro Fainé tiene con Dos Santos desde hace un año, porque si bien Caixabank posee el 44% de las acciones, choca con el bloqueo de la angoleña.

Con la caída del acuerdo, se vuelve a retroceder al punto de partida... y a buscar nuevas opciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad