Carles Tusquets: "Ni a Grecia le conviene salir del euro, ni a Europa tampoco"

stop

AJUSTE EUROPEO

El futuro de Grecia en el euro, a debate

Barcelona, 31 de enero de 2015 (19:01 CET)

Los banqueros aprecian los riesgos en la política y en la economía europeas, tras las elecciones en Grecia. Aunque esos riesgos los corrieron ellos mismos, sin pensarlo mucho antes de la crisis que estalló en 2008.

Carles Tusquets, un banquero de toda la vida, fundador de Fibanc, y ahora presidente de Mediolanum, ex presidente del Cercle d'Economia, tiene claro que el gobierno griego y las instituciones europeas deberían llegar a un acuerdo: "Hay margen, porque ni a Grecia ni a Europa le interesa una salida del euro".

Tusquets ha asegurado este sábado en el programa Converses, de la Cadena Cope, que los planes de austeridad de la Troika –la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI—han sido "excesivos", y que provocaron un efecto muy negativo: "Es muy complicado, pero el objetivo debe ser un ajuste lo suficientemente fino como para no quebrar la capacidad de consumo de los griegos, y eso es lo que ha ocurrido".

Los contratos en euros a dracmas


Sin embargo, ahora, con el nuevo gobierno de Alexis Tsipras, este banquero, curtido en mil batallas, sostiene que se llegará a un acuerdo porque a nadie le conviene que Grecia salga del euro. "No le conviene ni a Grecia ni a Europa, porque, además, no sé cómo se podría gestionar esa ruptura, cómo se debería proceder con contratos firmados por las empresas en euros, que se transformaran luego en dracmas, en dracmas devaluados", afirma.

Respecto a España, que sigue muy de cerca lo que ocurra en Grecia, Tusquets afirma que la austeridad también ha perjudicado el consumo, aunque no en la proporción de Grecia. "Los salarios medios estaban en España entre un 15% y un 20% por encima de la media europea, antes de la crisis, y ahora están en la media, y eso ha supuesto estrecharse seriamente el cinturón", recuerda, pero añade que ahora eso debería cambiar, con aumentos de salarios "en función del aumento de la productividad".

Pacto fiscal para Cataluña


Tusquets, que formó parte del Carec, el consejo asesor del Govern de Artur Mas, al principio de su legislatura en 2010, sigue defendiendo el pacto fiscal como salida para el problema catalán. Y recuerda que el consejo asesor elaboró diferentes propuestas que no fueron escuchadas. "Si se hubieran tomado en serio, seguramente no estaríamos en esta situación", sentencia.

Pero, como buen conocedor del tejido empresarial catalán, este banquero entiende que el conjunto de la economía catalana deben realizar un nuevo esfuerzo para ganar dimensión. "Ya se está haciendo y han cambiado las cosas, pero las empresas deben ser más ambiciosas, y ganar mercado, y para ello es evidente que se debería ganar en dimensión", asegura, en relación a determinados sectores, "no todos", como el farmacéutico, donde "se necesitan grandes inversiones para lanzar un nuevo fármaco, y eso se consigue con grandes empresas".

La idea de Tusquets es que deben "ir al ataque, porque si no acabas teniendo más ambición, puedes perder mercado, porque otros lo harán por ti, y se puede acabar siendo más pequeño".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad