Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, en la primera presentación de resultados de la entidad en Valencia. EFE

Cataluña amenaza el año récord de Caixabank

stop

Caixabank presenta los mejores resultados de su historia en el tercer trimestre pero todo el mundo está pendiente de si vuelve a Cataluña o se lo lleva todo

Xavier Alegret

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, en la primera presentación de resultados de la entidad en Valencia. EFE

Valencia, 25 de octubre de 2017 (04:55 CET)

El 6 de octubre Caixabank decidió salir de Cataluña, y a partir del sábado 7, lo hicieron en cascada la Fundación Bancaria La Caixa, Criteria y todo el universo controlado por Isidro Fainé –cotizadas y filiales–. Tras la decisión estaba la seguridad jurídica, pero también la seria amenaza de que los acontecimientos políticos en Cataluña, tras el referéndum del 1-O, dieran al traste con un año que estaba siendo muy bueno para el banco que preside Jordi Gual.

Este martes confirmó ambas cosas: que el año estaba siendo excelente, de récord, pero también que la crisis independentista fue una amenaza, y lo sigue siendo en función de lo que suceda en Cataluña. El banco asegura estar preparado, y lo hace desde Valencia, de donde no tiene previsto moverse.

RESULTADOS RÉCORD. Caixabank cerró el tercer trimestre –el 30 de septiembre, el día antes del referéndum del 1-O– con un beneficio récord de 1.488 millones, el 53,4% más. La mejora del resultado se explica, por un lado, por la integración del portugués BPI, que aportó 103 millones a los beneficios del tercer trimestre, pero también tiene mucho que ver con la mejora de la actividad en España, con subidas de los recursos gestionados y de los márgenes.

Caixabank disparó el 53% su beneficio pero Gortázar solo respondió preguntas sobre Cataluña

El margen de intereses creció el 15,2%, hasta los 3.550 millones, y sin la incorporación de BPI, la mejora habría sido del 6,5%. Las comisiones crecieron el 20,8%, hasta los 1.867 millones (8,2% sin BPI), y el margen bruto subió el 9,3%. Los recursos de clientes se incrementaron en 46.000 millones, hasta los 350.000, por la incorporación de BPI (35.000) y por el crecimiento en España. La morosidad cayó al 6,4%.

SOLO IMPORTA CATALUÑA. Tras presentar estos resultados, la larga ronda de preguntas a Gonzalo Gortázar se centró en Cataluña. A penas un par de preguntas sobre negocio, y menos todavía sobre las cifras de récord. ¿Va a volver a Cataluña? ¿En qué caso? ¿Se llevará direcciones a Valencia? ¿Cuánto se ha perdido con la fuga de depósitos? Y así durante más de media hora. El consejero delegado de Caixabank iba preparado y no metió la pata: ni una cifra, pero contundencia respecto a las decisiones tomadas.

ESTO ES LO QUE PASÓ tras el 1-O: “A partir del 1 de octubre, detectamos en nuestra clientela intranquilidad y nervios”, narró Gortázar. “La red comercial se volcó para tranquilizar a los clientes. Como resultado a esto, el consejo acordó el traslado de la sede social, para dejar fuera de cualquier duda que la fortaleza de Caixabank se mantendrá en cualquier escenario y que estaremos siempre bajo el paraguas del BCE”. “El cambio se tomó por una razón técnica, para proteger los intereses de nuestros clientes”, recordó.

Para tranquilizar a clientes e inversores, Caixabank reitera que el traslado a Valencia no es temporal

¿FUGA DE DEPÓSITOS? SÍ PERO… se ha solucionado, según el banco. Como consecuencia de los “nervios” ya citado entre los clientes, algunos se llevaron su dinero, según admitió Gortázar, que evitó contabilizarlo. “El impacto en los primeros días fue negativo, aunque la retirada de depósitos fue moderada. Primero conseguimos estabilizarla y, tras el cambio de sede social, revertirla. Seguimos nuestra senda de crecimiento”.

REMEDIO 1: CUENTA ESPEJO. Además de llamar a la calma, y del cambio de sede, algunos clientes siguieron temerosos por su dinero. La solución fue la cuenta espejo, lo que supone abrir una cuenta en una oficina del mismo banco en otra comunidad autónoma. El banco no pierde el cliente y éste se siente seguro.

No obstante, Gortázar matizó que “no es en absoluto necesario” e hizo “una llamada a la tranquilidad porque los depósitos están totalmente seguros en Cataluña”. El directivo de la entidad se puso a sí mismo como ejemplo: “Tengo todo mi patrimonio financiero en una oficina de Caixabank en la Diagonal de Barcelona y estoy muy tranquilo”.

REMEDIO 2: DE VALENCIA NO NOS MOVEMOS. Por si hay dudas sobre si la salida de Cataluña es definitiva o temporal, y por si estas dudas pueden sembrar temores entre clientes e inversores, Gortázar fue contundente: el cambio es indefinido. “El consejo tomó la decisión de trasladar la sede a Valencia. Si hubiera querido decir que era temporal, lo habría dicho, pero no dijo nada de eso”.

Caixabank celebrará sus juntas de accionistas y consejos de administración en Valencia

El retorno no se contempla: “No corresponde especular sobre qué escenarios podrían llevar a cambiar una decisión del consejo”. Caixabank seguirá reuniendo a su consejo, como este lunes, en Valencia, así como su junta de accionistas.

PREVISIONES. Caixabank no varía las previsiones de crecimiento para este año, en el que estima que la economía española avanzará más del 3%. Tampoco para el banco, que, tras revertir la fuga de depósitos, aseguran que seguirá la senda de crecimiento. No obstante, lo incierto de la situación catalana hace que no las tengan todas consigo de cara al año que viene.

“Obviamente, la situación actual no es buena. Obliga a revertir decisiones de compra y consumo. Pero no es lo mismo que sea una situación puntual o que se prolongue”, valoró Gortázar. “Confío en los gobernantes para que no se prolongue. Si se prolonga, tendrá un impacto muy dañino”, vaticinó. Y en estas, el récord de Caixabank (con BPI) en juego.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad