CatalunyaCaixa pierde 11.856 millones de euros en 2012

stop

La entidad contrata a Nomura para trocear y vender la red de oficinas fuera de la comunidad

El ex presidente de CatalunyaCaixa, Adolf Todó | EFE

30 de abril de 2013 (15:00 CET)

CatalunyaCaixa perdió 11.856 millones de euros en 2012. Los números rojos tienen dos motivos principales. Por un lado, el traspaso de propiedades inmobiliarias y terrenos al banco malo, la SAREB. Se vaciaron del balance activos con un valor en libros de 16.496 millones. El grupo público pagó, sin embargo, 6.708 millones. Las pérdidas fueron de 9.788 millones de euros.

A éstas, cabe añadir la dotación de 1.250 millones que la entidad que preside Adolf Todó anotó para sufragar los costes de reestructuración que la Comisión Europea impuso a cambio de las ayudas públicas. CatalunyaCaixa ha recibido 14.000 millones del erario durante los últimos dos años.

El negocio, en positivo

Ambos conceptos provocaron el resultado negativo de 11.856 millones. El negocio bancario de la franquicia es positivo. Presenta beneficios de 220 millones de euros. Según la caja, la evolución en este terreno se basa en una estrategia comercial próxima al cliente y en el posicionamiento de la marca, “altamente elevado”.

El grupo de Todó ha repartido 884 millones en crédito nuevo. Esencialmente a pymes. CatalunyaCaixa asegura que los depósitos a la vista han mejorado el 0,5% en tres meses. El volumen total de recursos asciende a 40.000 millones. La relación entre inversión crediticia y depósitos es del 130,7%.

Volver al beneficio

En una nota, la entidad confía que en 2013 volverá a las ganancias. Estos próximos meses aún debe resolverse el canje de preferentes. Restan por solucionar 510 millones de euros. La cantidad podría comerse más capital y dejar en papel mojado las previsiones.

El proceso de canje de los títulos de preferentes será similar al de Bankia. Los inversores recibirán acciones a cambio de los productos híbridos que adquirieron en su día. Esas acciones, en principio, deberían poderse vender para lograr liquidez con la operación.

Preferentes

Hasta ahora, se han atendido 10.000 solicitudes de arbitraje. Los clientes han recuperado el 100% de la inversión. Se da prioridad a los contratos menores de 10.000 euros.

Los planes del Frob, el organismo público que administra la caja catalana, son que el Fondo de Garantía de Depósitos, es decir, la banca privada, asuma el coste de los clientes que descarten esta vía. Aún se estudia cual será la quita que tendrán que aceptar los ahorradores de CatalunyaCaixa. En Bankia la media fue del 40%.

Una vez concluido el canje de preferentes y deuda subordinada, la ratio de solvencia de CatalunyaCaixa se fijará en el 10,14%, según las previsiones. Es decir, más de un punto por encima de la mínima legal. Después de las sucesivas inyecciones, la posición de liquidez duplica los vencimientos: unos 17.000 millones contra 8.000 millones.

Troceo de la red

La entidad ha anunciado la contratación del banco de inversiones Nomura como asesor para la venta de la red de oficinas fuera de Catalunya. En las próximas semanas se estudiará cuál es la mejor manera de desinvertir en función también del interés de los grandes grupos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad