CEOE y sindicatos reivindican su autonomía ante el Gobierno al firmar el pacto salarial

stop

DIALOGO SOCIAL

Rosell (i), Fernández Toxo (d), Cándido Méndez (2d)

25 de enero de 2012 (18:23 CET)

Los máximos responsables de la patronal y los sindicatos han firmado el acuerdo sobre negociación colectiva y moderación salarial hasta 2014, en un acto en el que han escenificado, con mayor intensidad en el caso de los sindicatos, la reivindicación del diálogo autónomo de las partes frente a la reforma laboral que prepara el Gobierno.

Tras estampar su rúbrica, el secretario general de UGT ha indicado que "el diálogo social prosigue", y ha apelado al Gobierno a que se dé la oportunidad a los interlocutores sociales de "explicar directamente el alcance real del acuerdo a las instituciones europeas y al Gobierno alemán".

Por su parte, el líder de CC.OO., ha asegurado que el pacto es una "reivindicación" del papel de los interlocutores sociales, a lo que ha añadido que "hacen innecesarias ulteriores actuaciones en otros ámbitos", en clara alusión a la reforma laboral que prepara el Ejecutivo.

En la misma línea pero con un mensaje más ambiguo, el presidente de la patronal ha señalado que "las cosas siempre por acuerdo son mejor que por imposición". "Creemos en este acuerdo y en los que podamos hacer. No podemos dormirnos en los laureles", ha enfatizado.

Las claves del pacto

El acuerdo al que han llegado las partes establece que los salarios pactados en convenio "no deberían exceder" del 0,5% este año, aunque podrá activarse una cláusula de actualización al final del ejercicio en determinadas condiciones, teniendo en cuenta la evolución del IPC general, del IPC armonizado de la eurozona e incluso el precio del barril de Brent.

Para 2013, los salarios "no deberían exceder" del 0,6%, con una cláusula de revisión que actuaría en los mismos términos que la establecida para 2012. Para 2014 se establece una horquilla salarial, con un suelo de hasta el 0,6% y un tope del 1,5%, en función de la evolución que tenga el PIB en 2013.

En concreto, según el texto redactado por los agentes sociales, si el crecimiento del PIB a precios constantes es inferior en 2013 al 1%, el aumento salarial de 2014 no excederá del 0,6%. Si el PIB supera el 1% pero no llega al 2%, la subida salarial no pasará del 1%, pero si el PIB alcanza o no supera el 2% en 2013, el incremento salarial de 2014 no excederá del 1,5%.

Además de la contención salarial, sindicatos y empresarios establecen en el acuerdo que los beneficios distribuidos deben evolucionar de manera moderada para poder dirigir una mayor parte de los excedentes empresariales a inversiones. En la misma dirección, sostienen que es preciso "adecuar" la retribución de altos directivos y ejecutivos de las empresas.

Uno de los aspectos en el que los sindicatos han puesto más énfasis es el control de precios. La formulación sin embargo no es muy precisa. En el texto se propone un "especial seguimiento y vigilancia" de la evolución de precios de aquellos bienes y servicios que repercuten en mayor medida en las rentas más bajas.

Asimismo, recuerdan que en los precios que sean competencia de las administraciones públicas, éstas deben realizar el "máximo esfuerzo" posible de contención y extremar la mejora de la gestión y de reducción de costes.
Descuelgues del convenio y más flexibilidad

Flexibilidad interna

El acuerdo entre los agentes sociales incluye también medidas para favorecer la flexibilidad interna, cláusulas de descuelgue cuando se acredite que el cumplimiento del convenio es pernicioso para las empresas, y la defensa de los convenios provinciales. Al mismo tiempo, se emplaza a los convenios sectoriales a propiciar la negociación en la empresa de la jornada, salarios y funciones de los trabajadores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad