De Guindos anuncia un 'tijeretazo' del 40% en la inversión pública este año

stop

PRESUPUESTOS

El ministro de Economía, Luis de Guindos

07 de marzo de 2012 (11:24 CET)

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha desvelado los primeros datos sobre el presupuesto del Estado para 2012, en fase de elaboración.

La inversión pública sufrirá un severísimo recorte ya que caerá el 40% este año. Por su parte, el consumo público lo hará un 11%. De Guindos, durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados, ha justificado este tijeretazo en la "herencia recibida" del PSOE que, sólo en el caso del déficit público ha supuesto una desviación de 25.000 millones de euros.

El ajuste se suma a los duros recortes ya experimentados por la inversión pública en 2011 y 2010, por lo que la actividad impulsadora de la demanda del Gobierno central se reduce a su mínima expresión.

El efecto de la subida de impuestos
 
En esta misma línea, el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, afirmaba el martes que, incluso con la subida de impuestos aprobada a finales de 2011, el recorte del gasto público del nuevo presupuesto va "a a ser espectacular, intenso y duro" este año. Añadía también que si no se hubiera aplicado ese incremento del IRPF "podría haber una paralización absoluta de la inversión pública".

Además, De Guindos ha indicado que el Gobierno del PP ha recibido una economía "abocada hacia la recesión", con una desviación del déficit público, con problemas de liquidez en las comunidades autónomas y con el "mayor deterioro laboral" de la OCDE.

"Esta herencia es la que obliga al Gobierno a llevar a cabo el mayor esfuerzo de ajuste presupuestario, pero vamos a superar dicha herencia y vamos a poner a España en la senda de la prosperidad de la que nunca debió haber salido", reiteró.

Durante la sesión de control al Gobierno, la diputada del PSOE Inmaculada Rodríguez Piñero, ha acusado al Ejecutivo de hacer una política no para reducir el desempleo, sino para "desmantelar" el Estado de Bienestar.

Rodríguez Piñero considera que desde que gobierna el PP la prima de riesgo española se ha colocado por encima de la italiana y la confianza de los consumidores se ha "desplomado", al mismo tiempo que el Gobierno estima 600.000 parados más, sube los impuestos a trabajadores y pensionistas y lleva a cabo una reforma laboral que incentiva el desempleo con despidos más baratos.

"Se equivocan en su política económica porque ocultan sus verdaderas intenciones y llevan a cabo una política de ajuste muy restrictiva, con la mayor subida de impuestos a las clases medias de la democracia", le espetó la portavoz socialista, que pidió al Gobierno que "recapacite", que tome las medidas adecuadas y que haga posible que sus previsiones económicas no se cumplan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad