De Guindos avisa a los bancos rescatados que tendrán que segregar sus activos tóxicos

stop

El ministro de Economía asegura que la Unión Europea también exigirá un plan de reestructuración

De Guindos en el Congreso

26 de junio de 2012 (12:50 CET)

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha adelantado que las entidades financieras que requieran de ayudas públicas podrían tener que segregar sus activos tóxicos o problemáticos del balance, entre las condiciones "horizontales" que negocia el Gobierno con la UE para el sector financiero español.

En la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos resaltó la "preferencia" de la CE por esta "medida adicional" en el marco de las condiciones que llevará aparejada la línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros para el sector financiero español.
El Ejecutivo también está negociando que las entidades con ayudas deban presentar un plan de reestructuración de acuerdo con las normas de ayudas de la UE.

A principios de julio

En las sesiones "preparatorias" del Gobierno con la UE, De Guindos matizó que los planes de reestructuración de las entidades que requieran de fondos no es un "novedad", habida cuenta de que ya deben hacerlo cuando reciben apoyo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). "Estos planes tendrán que estar de acuerdo con normas de competencia y ayudas de la UE", enfatizó.

El titular de Economía concretó que el acuerdo con Bruselas sobre la ayuda a la banca estará cerrado a "principios de julio", si bien admitió que se está negociando un paquete "muy complejo".

En este sentido, garantizó una negociación "urgente" de las condiciones de la línea de crédito y aseguró que ya se están produciendo contactos con el FMI, la CE, la UE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA). De Guindos reafirmó además que la ayuda sólo se condicionará al sector financiero y defendió que la supervisión fiscal se hará de "forma independiente" a los nuevos requisitos del sector financiero.

La responsabilidad de la ayuda


El ministro también aseguró que España “se responsabilizará de la ayuda”, a través del FROB, aunque las condiciones sólo son específicas para el sector bancario. El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió al gobierno que presione a la UE para que el Estado quede al margen de las ayudas para evitar un contagio a la prima de riesgo del país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad