De Guindos estima una hipotética ayuda a Grecia de hasta 50.000 millones

stop

NEGOCIACIONES EN BRUSELAS

El ministro de Economía, Luis de Guindos (i), charla con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (d)

Barcelona, 02 de marzo de 2015 (22:43 CET)

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha estimado hoy que el coste de un hipotético tercer programa de rescate a Grecia, que sería fruto de la negociación, podría estar entre los 30.000 y los 50.000 millones de euros.

De Guindos, que ha participado en un foro económico en Pamplona, ha destacado el esfuerzo, en términos de solidaridad, que podría suponer para España esta nueva ayuda a Grecia, que ha estimado en torno al 13 por ciento.


Nuevo acuerdo

El ministro se ha mostrado convencido de que se llegará a un nuevo acuerdo que supondrá la flexibilización del programa en vigor, aunque también habrá un nuevo listado de condiciones que Grecia deberá cumplir porque ése es "el mejor escenario" para el país mediterráneo y para Europa.

En su opinión, Grecia no tiene otra alternativa que negociar con la Unión Europea, ya que no tiene acceso a los mercados de capitales y, si no fuera por los rescates, no podría pagar las pensiones, los servicios públicos, la educación y la sanidad.


Críticas de Grecia 

El ministro ha reconocido que en el Gobierno "no se entienden bien" las críticas de Grecia hacia España y Portugal que han llevado a enviar una comunicación de protesta a la Presidencia de la CE y a la del Consejo Europeo.

"El planteamiento de España siempre ha sido de colaboración, de solidaridad, de flexibilidad" con ese país, ha afirmado De Guindos, quien ha asegurado a los periodistas que en el Eurogrupo, "ni España ni Portugal fuimos los más duros". 

"Creo que ha habido una rectificación del Gobierno griego, porque aquí no hay enemigos. Todos estamos en el mismo barco", ha concluido De Guindos.

La importancia de la economía griega 

El titular de Economía ha opinado que es "fundamental" que Grecia vuelva a crecer tras haber perdido un 25 % de su PIB durante la crisis y se ha mostrado convencido de que Grecia no va a salir del euro, porque "sería muy malo" para este país y sería "malo" para el conjunto de la Unión Monetaria. 

El ministro ha rechazado que los europeos hayan sido "cicateros ni especialmente avaros" con Grecia y ha destacado que hasta el momento la UE ha prestado a este país 210.000 millones de euros y el Fondo Monetario Internacional (FMI), otros 30.000, lo que supone el 80 % del total de la deuda griega, y "gracias a eso, Grecia ha podido mantener servicios básicos durante un periodo de cinco años".

Ha recordado que la exposición de España respecto a Grecia es de 26.000 millones de euros -el equivalente, ha dicho, al pago anual por prestaciones por desempleo-, 7.000 millones de los cuales fueron concedidos por el anterior gobierno mediante un préstamo unilateral.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad