En la imagen, una persona mira ofertas de pisos en una inmobiliaria. EFE

Draghi da un respiro a las hipotecas y otro disgusto a los bancos

stop

La decisión del BCE de retrasar la subida de tipos mantendrá al euribor en mínimos, pero prolonga el problema de rentabilidad de la banca

Madrid, 06 de junio de 2019 (18:06 CET)

El anuncio de Mario Draghi de este jueves de retrasar la subida de tipos supondrá un respiro para los hipotecados. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), como ya ha hecho en ocasiones anteriores, ha anunciado que mantendrá el precio del dinero al 0%. Esta vez, pospone el calendario de subida de tipos hasta el primer semestre de 2020.

Esta decisión es su respuesta ante el empeoramiento de la situación económica por el ralentizamiento del crecimiento económico, la preocupación por el agravamiento de la guerra comercial y la incapacidad de acercar la inflación al 2%. El anuncio de Draghi supone malas noticias para los bancos, que ven otra vez alejarse la expectativa de que la subida de tipos de interés pueda ayudarles a recuperar rentabilidad. Las acciones de los bancos españoles, de hecho, caían con fuerza este jueves tras la comunicación.

El otro lado de la balanza son los hipotecados. Si ya llevan años beneficiándose de la política de tipos bajos que ha mantenido el BCE y por su influencia sobre el euribor, la perspectiva es que la situación se mantenga. Los últimos datos del cierre de mayo mostraron una nueva caída de este indicador hipotecario, que, además, se encuentra en negativo. Además, el anuncio de Draghi supone que la tendencia continúe a la baja.

El euribor se ha ido moviendo en línea con las expectativas para los tipos de interés: mientras que existía la previsión de que el BCE iba a volver a subir el precio del dinero, el euríbor empezó a crecer pese a seguir en cifras negativas. El cambio de expectativas del BCE, confirmadas este jueves por Draghi volvieron a voltear la trayectoria.

Draghi ya había explicado en ocasiones anteriores que mantendrá el precio del dinero bajo durante el tiempo que sea necesario para garantizar que la inflación de la zona euro se sitúa en un nivel cercano al 2% en el medio plazo de forma sostenida.

Precio de las hipotecas

Pese a que por esta parte el BCE ayudará a bajar el precio de las hipotecas y que no se tensione en exceso el euríbor, estos préstamos también se ven condicionados por otros factores en los que influye el supervisor europeo. A finales del año pasado, el BCE anunció que iba a vigilar muy de cerca la concesión de hipotecas para frenar de raíz el crecimiento de los activos tóxicos en la banca.

Con esta práctica vigilará si las condiciones de los créditos que se aplican en la actualidad son demasiadas laxas, lo que podría desembocar en exigencias a los bancos para que endurezcan sus políticas comerciales, y por tanto, encarecer las hipotecas. Hasta ese momento el BCE solo vigilaba que se hicieran las provisiones necesarias.

Además, las hipotecas también se han estado encareciendo debido a los cambios en el mercado que han llegado con la nueva ley hipotecaria. El propio Banco de España reconoció que la nueva norma encarecerá las nuevas hipotecas porque aumenta los costes para las entidades bancarias.

Estas, por su parte, lo repercutirán en los consumidores para tratar de hacer rentable un mercado ya de por sí complicado por los bajos tipos mantenidos por el BCE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad