Draghi está listo para 'regar' más la economía europea

stop

El BCE alerta de que la recuperación pierde impulso y pide a los gobiernos que no se duerman en realizar reformas estructurales

El presidente del BCE, Mario Draghi | EFE

22 de septiembre de 2014 (17:48 CET)

La recuperación en la eurozona pierde impulso y el Banco Central Europeo (BCE) no se quedará con los brazos cruzados. Su presidente, Mario Draghi, ha dejado claro este lunes que aprobará las medidas que sean necesarias para inyectar liquidez en el sistema y evitar una nueva atonía de la economía europea. “Estamos dispuestos a utilizar instrumentos no convencionales adicionales dentro de nuestro mandato y alterar la talla y/o la composición de nuestras intervenciones”, ha remarcado en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

El italiano ha compartido la responsabilidad de evitar la temida deflación con los gobiernos estatales. “El éxito de nuestras medidas depende de una serie de factores que están fuera del ámbito de la política monetaria”. Es decir, reclama que ejecuten sin dilación las reformas estructurales necesarias. Como las que el primer ministro francés, Manuel Valls, tiene listas para Francia. Las mismas que han sido bendecidas por la reina de la austeridad esta mismo lunes, la canciller Angela Merkel.

Grandes frenos

Los Estados deben actuar para estimular el mercado laboral y garantizar que el crédito fluye, exige Draghi. Los dos grandes frenos de la recuperación.

El crecimiento europeo se estancó durante el segundo trimestre y los indicadores recibidos durante el verano son “más débiles de lo esperado”. La primera medida que el BCE prolongará es la reducción de los tipos de interés hasta el mínimo del 0,05%. También se espera que se mantengan las subastas condicionadas y la compra de deuda privada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad