EE.UU. acusa a tres banqueros suizos de ocultar 1.200 millones a su Hacienda

stop

ENFRENTAMIENTO

Sede de UBS en Zurich

04 de enero de 2012 (09:58 CET)

Nuevo enfrentamiento entre la justicia norteamericana y la banca suiza. La Fiscalía de Manhattan ha presentado este martes cargos contra tres banqueros suizos por conspirar con ciudadanos estadounidenses para ocultar más de 1.200 millones de dólares (920 millones de euros) a la hacienda estadounidense, por lo que podrían ser condenados a cinco años de prisión.

Según el comunicado emitido por la Fiscalía de Manhattan, los banqueros Michael Berlinka, Urs Frei y Roger Keller han sido acusados de "captar negocios perdidos por UBS y otro banco suizo a raíz de que la prensa publicara que el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) estaba investigando a UBS", entre 2008 y 2009.

Sin oficina no hay impuestos


Al parecer, tras conocer esta noticia los tres banqueros ofrecieron a los clientes estadounidenses de UBS y el otro banco suizo trasladar sus activos a cuentas de Wegelin para evitar pagar impuestos en Estados Unidos, ya que el banco no tiene oficinas en este país.

De hecho, el comunicado subraya que estos banqueros "han seguido una tradición de secreto bancario que, a diferencia de UBS, les ha llevado a no tener oficinas fuera de Suiza, de modo que son menos vulnerables a la legislación estadounidense".

Además, la Fiscalía apunta que en esta trama participaron también altos directivos de Wegelin, que todavía no han sido imputados, ya que "decidieron sacar provecho de los clientes perdidos por UBS abriendo nuevas cuentas para esos clientes, aunque sin declararlas".

En concreto, parecer ser que Wegelin, que cuenta con unos cien clientes en Estados Unidos, accedió al sistema bancario del país a través de una rama de UBS con sede en Stamford, estado de Connecticut.

Para ocultar la identidad de los propietarios de estas cuentas, la Fiscalía señala que los banqueros recurrieron a empresas fantasma y fundaciones en Liechtenstein, Panamá y Hong Kong y utilizaron para comunicarse con sus clientes los servicios de FedEx, en vez de los de la Compañía Nacional de Correos de Estados Unidos.

La banca suiza ayuda a defraudar


En este contexto, fuentes consultadas por Reuters han indicado que Estados Unidos investiga las operaciones de varios bancos y banqueros suizos ante la sospecha de que miles de estadounidenses están defraudando con su ayuda.

El Departamento de Justicia desarrolla pesquisas penales contra once bancos, tanto suizos como otros que realizan operaciones en el país helvético, entre ellos Credit Suisse, HSBC Holdings y Basler Kantonalbank.

Las autoridades suizas estarían buscando un acuerdo con las norteamericanas para pagar una multa general por sus actividades bancarias con clientes estadounidenses que podría ser gestionado por el IRS.

"Esta acusación añade presión no solo sobre Wegelin, sino también sobre los otros once bancos, para que cooperen con Estados Unidos, algo que seguramente harán", ha considerado el abogado penalista Robert Katzberg.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad