Janet Yellen, presidenta de la Fed

EEUU no tocará los tipos ante las dudas sobre China

stop

APLAZADA, DE MOMENTO, UNA SUBIDA

EEUU, 17 de septiembre de 2015 (21:32 CET)

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido no tocar los tipos de interés. Entre los motivos que han llevado a esta posición destaca uno: las dudas sobre China y otros mercados emergentes.

La Fed asegura que la decisión de mantener los tipos en el rango entre el 0% y el 0,25% se debe, en parte, a los acontecimientos en el exterior, que pondrían poner en riesgo las perspectivas económicas y la inflación. Así, los tipos permanecerán en el mismo nivel en el que se encuentran desde diciembre de 2008, según ha detallado la Reserva Federal de Estados Unidos.

Esta opción era la que esperaba la mayor parte de os mercados. Sin embargo, se prevé que la primer subida tenga lugar en alguna de los otros dos reuniones que se celebraran antes del cierre de 2015. Todos los miembros de la Fed han votado a favor de mantener los tipos de interés en su actual nivel, salvó Jeffrey M. Lacker quien ha roto la unanimidad mantenida en las últimas reuniones al solicitar una subida de 25 puntos básicos en esta reunión.

Mayor empleo

La Fed considera que el actual nivel de tipos es "apropiado" y reitera que para determinar cuánto tiempo se mantendrán en este mínimo histórico, el comité evaluará los progresos, tanto los logrados como los previstos, para alcanzar sus objetivos del máximo empleo y una inflación del 2%. Se subirán los tipos cuando se hayan visto nuevas mejoras en el mercado laboral y exista una "certeza razonable" de que la inflación volverá al objetivo marcado a medio plazo.

"La información recibida desde la reunión de FOMC en julio indica que la actividad económica se ha expandido de forma moderada", señala la Fed, que afirma que el mercado laboral siguió mejorando con "sólidas ganancias en el empleo y un descenso del paro". 

Aumenta el gasto de los hogares y mejor previsión

Además, la Fed señala que el gasto de los hogares y la inversión fija empresarial han aumentado "moderadamente" y el sector inmobiliario ha continuado con su mejora, mientras que, por el contrario, las exportaciones netas han sido débiles.

Ante este escenario, la Fed ha mejorado en dos décimas su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos para 2015, desde el 1,9% al 2,1%, pero ha reducido la de 2016 desde el 2,5% al 2,3% y la de 2017 desde el 2,3% al 2,2%.

Asimismo, ha mejorado sus expectativas de recuperación del mercado laboral, que cerrará este año con una tasa de paro de 5%, frente al 5,3% previsto hace tres meses. También prevé que en 2016 y 2017 la tasa será del 4,8%, frente al 5,1% y 5% que esperaba hasta ahora, respectivamente.

La Fed cree que la inflación acabará 2015 más lejos aún de lo previsto del objetivo marcado del 2%, ya que su última previsión la sitúa en el 0,4%, frente al 0,7% de la anterior. En cambio, en 2016 ascenderá al 1,7%, en comparación con el 1,8% esperado en junio, y en 2017 al 1,9%, frente al 2% previsto hace tres meses.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad