El 29M costará 12.000 millones

stop

HUELGA GENERAL

Toxo y Méndez durante el anuncio de huelga general

09 de marzo de 2012 (19:27 CET)

La octava huelga general podría costar a España el 4,4% de su riqueza en un solo día si las previsiones de participación de los sindicatos se trasladan a la calle. Dicho de otra manera, la friolera de 100 euros por trabajador que secunde el 29M.

Ésta es la cifra que ya está encima de la mesa de los asesores del Ministerio de Economía para medir el coste en términos de Producto Interior Bruto (PIB) --268.850 millones de euros en 2011-- de la protesta contra la reforma laboral organizada por Comisiones Obreras (CCOO) y UGT.

Ambas centrales sindicales ya manejan las primeras previsiones de seguimiento, entre el 75% y el 80% de los asalariados se sumaran al 29M, según los portavoces de CCOO. “Esta huelga aglutinará mayor respuesta, con niveles similares a la de 1988 ya que es más social que laboral y por lo tanto esperamos que otras entidades se sumen a la convocatoria”, defienden en el sindicato.

Calculan, por lo tanto que hasta 12 millones de asalariados podrían apuntarse a las protestas y no trabajar el día de la huelga. El Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero reconoció la participación del 35% de los trabajadores en 2010, la mitad de la cifra que proclamaron Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO). Aquel año se cifró el impacto en 90 euros por persona.

La repercusión directa de la huelga se calcula, según los expertos consultados, sobre la pérdida equivalente al resultado de dividir el PIB anual entre el número de jornadas laborales. De este modo, también puede determinarse el ahorro en salarios y el efecto en la administración: por una parte, la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social y, por el otro, el ahorro en las nóminas de los funcionarios y trabajadores públicos.

El termómetro

El éxito o fracaso de la huelga general tendrá, por lo tanto, una termómetro objetivo: el económico. En función de la participación, el impacto será mayor o menor y se podrá medir el éxito de la convocatoria. Los efectos políticos que se alcancen y que la reforma laboral sufra cambios sustanciales durante el trámite parlamentario son harina de otro costal, como el efecto en el medio plazo sobre la economía española.

De momento, este viernes los mercados cerraron haciendo caso omiso a la huelga general. El Ibex 35 bajó el 0,30% y la prima de riesgo se relajó por debajo de los 320 puntos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad