El Banco de España advierte de una desaceleración en el tercer trimestre

stop

El organismo apunta a una moderación en la demanda interna, la inversión y la creación de empleo

Exterior del Banco de España I EFE

24 de septiembre de 2014 (11:38 CET)

El Banco de España advierte de que la economía española ha perdido algo de fuerza durante los meses de verano. En el tercer trimestre --entre julio y septiembre-- algunos indicadores se han moderado. Por ello, el organismo apunta a una desaceleración, sobre todo en lo que a demanda interna, inversión y creación de empleo se refire.

En su último boletín, el Banco de España señala “un comportamiento algo menos expansivo de la demanda privada” así como una pérdida de fuerza del consumo de las familias españolas. “Los indicadores de opinión de hogares y comerciantes minoristas se situaron en un nivel algo inferior al segundo trimestre”, señala el organismo desinflando las expectativas económicas.

Asimismo, las inversiones en bienes de equipo han mostrado cierta moderación y las ventas disminuyeron, sobre todo, en julio. También la inversión en construcción ha sufrido cierta desaceleración después de cerrar un segundo trimestre favorable.

Las exportaciones y el turismo gozan de buena salud


En lo que respecta al mercado laboral, el Banco de España tampco se muestra muy optimista. En concreto, detalla que la creación de empleo sufrió cierto freno en julio y agoso y recuerda que la afiliación a la Seguridad Social volvió a la baja en agosto y que el número de parados todavía supera los 4,4 millones de personas. 

Como datos algo más alentadores, el Banco de España subraya que tanto las exportaciones como las importaciones repuntaron en julio y que el turismo sigue fuerte con una verano de récord en número de turistas extranjeros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad