El escándalo de Gowex limpia de especuladores el MAB

stop

Las compañías temen que el daño a la credibilidad del mercado aleje a los potenciales inversores

17 de julio de 2014 (21:08 CET)

El escándalo de las cuentas falseadas de Gowex en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) tendrá una deriva positiva para la bolsa en las pymes, según los especialistas. Se limpiará de especuladores. A partir del tercer trimestre de 2013, se había convertido en el refugio de inversores “no profesionales que buscaban el pelotazo”, señala el analista de XTB Jaime Díez.

Fue allí donde fueron a parar los capitales que la crisis alejó de los parqués porque perseguían rentabilidades de tres cifras, imposibles en los valores que cotizan en el Ibex o el mercado continuo español. “Las empresas hacen en general un buen uso del MAB, pero no siempre ocurre lo mismo con los pequeños inversores”, señala el analista.

Huida de capitales

Pasada la tormenta provocada por el grupo de Jenaro García (que provocó un agujero de 240 millones a los valores), el principal temor de los empresarios que cotizan en este mercado es no poder captar de nuevo el capital que ha huido. “Nos costó mucho levantarlo, sería muy triste que no se recuperara”, señala uno de los ejecutivos perjudicados.

Para los más grandes, el salto al mercado continuo es ahora inevitable. Ya han anunciado que avanzarán incluso más rápido de lo previsto sus planes para realizar el cambio las compañías MasMóvil, Carbures, Ebioss y Eurona. Además, el Gobierno amaga con realizar una adecuación de la normativa para forzar estos procesos.

Mercado de liquidez

Varios analistas consultados recuerdan cuál es la esencia del MAB, que se constituyó en 2006: ofrecer liquidez a empresas medianas, sicav y grupos de capital riesgo en expansión. Aseguran que es más habitual encontrar grupos como la química AB-Biotics, que está en pleno desarrollo, que perfiles como la industrial Carbures, una compañía más madura.

Comparten cotización con concursadas como Zinkia o BodaClick. Hecho que los analistas consideran normal si se tiene en cuenta el perfil empresarial que acude a esta vía de financiación, grupos que no están en un “ciclo maduro”, según Díez.

La foto final que persiguen es la de un mercado más armonizado y bien controlado para que no se repita otro caso Gowex.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad