El FROB se desmarca del maquillaje contable de Bankia y presume de recapitalización

stop

TRAS LAS IRREGULARIDADES DETECTADAS

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, en una imagen de archivo / EFE

Barcelona, 07 de diciembre de 2014 (21:12 CET)

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha dicho al fin esta boca es mía en la tormenta que agita a Bankia desde que los peritos del Banco de España destaparon irregularidades en las cuentas con las que la entidad hizo su entrada triunfal en bolsa.

Aquellos números manipulados, también en el primer balance presentado en mayo de 2012 por José Ignacio Goirigolzarri, el presidente que sustituyó a Rodrigo Rato, no afectan, según el FROB, al plan de rescate de la entidad. Ni mucho menos salpican al fondo de rescate, que tuteló una recapitalización "adecuada" y conforme "a la normativa en vigor".

El plan de reestructuración de Bankia se cocinó en 2012. Fue a finales de ese año cuando el FROB determinó que el banco tenía un valor económico negativo de 4.148 millones de euros. Esta estimación se hizo "sobre la base de tres informes de expertos independientes" y se apoyó en "las proyecciones contenidas en el Plan de Reestructuración de la entidad". De esta manera, dice el fondo de rescate, el futuro del banco no se hilvanó sobre las cuentas falseadas, es adecuado y no requiere de matización alguna.

Saneamiento

En 2013, el FROB se puso manos a la obra para recapitalizar Bankia y arreglar el enorme problema de las participaciones preferentes comercializadas por la entidad. Redujo el capital para absorber pérdidas, inyectó dinero público en la posterior ampliación y dio entrada a los tenedores de productos híbridos en el capital del banco.

Explica el fondo de rescate que los saneamientos de la entidad tras estas operaciones "incluyen y superan los señalados por los peritos" de Banco de España y ascienden a un total de "23.907 millones". En el plan de reestructuración están incluidos también los activos traspasados a la Sareb por valor de 46.392 millones de euros.

El aval del BCE

El FROB explica en su comunicado que sale al paso de las informaciones publicadas esta semana en los medios de comunicación para aseverar que los "ajustes contables" planteados por los técnicos no "afectan en nada a la recapitalización".

Prueba de ello, explica, son los resultados de la revisión de la calidad de los activos y el ejercicio de estrés finalizado recientemente por el Banco Central Europeo y la Autoridad Bancaria Europea".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad