El Gobierno prevé un nuevo ajuste de 12.000 millones centrado en las autonomías

stop

Las perspectivas económicas del 2012 esperan la destrucción de 630.000 empleos y un recorte en los ministerios del 12,5%

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda

02 de marzo de 2012 (15:30 CET)

El Gobierno ha anunciado este viernes el cuadro macroenómico de 2012 en el que prevé un ajuste adicional del gasto de unos 12.000 millones de euros, pese a que se eleva el objetivo de déficit público del 4,4% al 5,8%. El grueso del tijeretazo correrá a cargo de las comunidades autónomas.

Así, el Estado generará el 4% de déficit desde el 5,1% de 2011. La Seguridad Social arrojará equilibrio (0%) desde el -0,3%, las comunidades autónomas deberán reducir su contribución al déficit al 1,5% desde el 2,9% anterior, y las corporaciones locales, al 0,3% desde el 1,1%.

Este ajuste extra de cerca de 12.000 millones, inferior a los 26.000 millones que tendría que haber recortado con el objetivo del 4,4%, se sumará al tijeretazo de 15.000 millones que adoptó el Gobierno de Mariano Rajoy el pasado 30 de diciembre.

De momento, el Ejecutivo no ha dado pistas de cómo se realizará el nuevo ajuste. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha negado que se vayan a subir las cotizaciones sociales ni los impuestos. Además, ha asegurado que las prestaciones por desempleo se mantendrán en la situación actual, así como la extensión de los 420 euros para quienes agotan la prestación.

Las cifras

Al mismo tiempo, el Gobierno ha definido las principales variables del presupuesto de 2012, que se presentará al Parlamento el 30 de marzo. Estima una contracción del PIB del 1,7%, la destrucción de 630.000 empleos y una tasa de paro del 24,3%.

En consonancia con ese nivel déficit aceptado por Bruselas, el Gobierno ha aprobado un techo de gasto para 2012 de 118.565 millones de euros. Lo que representa un descenso del 4,7% respecto al límite de gasto de 2011. Este techo, una vez descontadas las obligaciones de pago pendientes de 2011, se reduce a 116.295 millones de euros.

De esta forma, el gasto disponible para el conjunto de los ministerios se reducirá el 12,5% este año en comparación con el presupuesto disponible del año anterior.

Respecto a la evolución del PIB, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado que el cuarto trimestre de 2011 fue de crecimiento negativo. Asimismo, ha reconocido que la contracción se mantendrà al menos dos trimestres más. En el cuarto trimestre ya se registraría una evolución más estabilizada.

La demanda doméstica restará 4,6 puntos al crecimiento económico; las exportaciones aumentarán el 3,4% y el sector exterior compensará en 2,9 puntos la caída de la demanda nacional.

Déficit

Preguntado por si Bruselas podría sancionar a España por el desvío del déficit, Montoro ha respondido: "Estamos convencidos de que cuando España presente su programa de estabilidad en abril, con el contenido de los presupuestos y todas las reformas, la Comisión Europea y los inversores internacionales reconocerán el esfuerzo que hace el Gobierno y la sociedad española”.

El Ejecutivo también ha aprobado el proyecto de Ley de Estabilidad Presupuestaria que fija un techo de gasto para todas las administraciones públicas. Un paso que da para cumplir con el objetivo de déficit y lo ha enviado a las Cortes para su tramitación parlamentaria urgente.

Préstamo para pagar a proveedores

El Consejo de Ministros ha aprobado un préstamo de 35.000 millones de euros para que las comunidades autónomas y los ayuntamientos puedan pagar a los proveedores. El tipo de interés será cercano al 5%, el bono español a cinco años más un diferencial de 115 puntos básicos.

Se trata de un préstamo sindicado por la banca para comunidades y ayuntamientos por valor de 35.000 millones de euros, a 10 años, que tendrá un periodo de carencia de dos más. El ministro de Economía ha dicho que participarán prácticamente todos los bancos españoles, incluido el ICO.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad