El lado amable de la reforma fiscal: cuatro puntos menos por cotizaciones sociales

stop

Los expertos piden al Gobierno una rebaja sustancial para que se note su efecto

15 de marzo de 2014 (20:54 CET)

Las cotizaciones a la seguridad social, uno de los principales costes laborales añadidos para las empresa que contratan trabajadores, serán rebajados al menos cuatro puntos si el Gobierno de Mariano Rajoy atiende, como todo parece indicar, las peticiones de los expertos para la nueva reforma fiscal cuyas primeras medidas comenzarán a aplicarse a partir del 1 de enero de 2015.

Los expertos, presididos por el economista Manuel Lagares, artífice de buena parte de las reformas fiscales aplicadas en España en democracia, entienden que una rebaja generalizada de los impuestos a la fuerza laboral supone la medida más eficaz para mejorar la competitividad de las empresas españolas. "Si se rebajan menos de cuatro puntos, sus efectos no se notarán", explicó Manuel Lagares el viernes tras la presentación de su propuesta de reforma.

Cambio no inmediato

Los sabios de Montoro proponen un cambio en los cálculos de los sistemas tarifados para que sean sustituidos por criterios basados en función de la remuneración percibida. La rebaja beneficiará en mayor proporción a los trabajadores con salarios más bajos y menos cualificados, según explicaron los expertos. La medida ha sido bien acogida por la patronal CEOE, aunque la totalidad del informe fue criticada por los técnicos de Hacienda que consideran que favorecerá a las grandes fortunas.

Pero el comité designado por Cristóbal Montoro considera que todavía no es momento para aplicar estas medidas debido a que ocasionarán una importante merma en la recaudación. A diferencia de la subida del IVA, solicitada para el 1 de enero del 2015, las rebajas en las cotizaciones sociales deberán esperar a que la reforma de las pensiones se consolide.

"Creemos que es lo más prudente. Hay una reforma del sistema de pensiones en marcha y no es recomendable aplicar al mismo tiempo una modificación en los sistemas de cotización social. El asunto de las pensiones es un problema gravísimo en España que hay que atender de forma urgente", explicó el presidente del comité de sabios.

Todas las empresas al 20%

El impuesto de sociedades será otro de los que experimentará una rebaja de acuerdo con los planes que elabora el Gobierno para acometer la reforma fiscal. Los expertos consideran problemático que haya diferentes cotizaciones y recomienda bajar hasta el 20% todos los impuestos desde el 25% y 30% actuales.

Las rebajas de estos tributos, junto con la disminución del IRPF para las rentas más bajas, serán compensadas por la creación de nuevos impuestos medioambientales y por la subida del IVA de la mayoría de productos que tributan al 10% (deberán pagar el 21%).

El incremento del IVA no perjudica a las empresas exportadoras, según explican los expertos. Este impuesto se aplica sobre los bienes y servicios vendidos en España, pero no sobre los comercializados fuera de nuestras fronteras, lo cual supone --según los sabios-- un incentivo para la exportación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad