El ladrillo hunde a CatalunyaCaixa en 1.300 millones de pérdidas en un año

stop

Todó, obligado a provisionar más de 1.500 millones para limpiar el balance de activos tóxicos. El negocio bancario deja un margen de poco más de 300 millones