El Sabadell ultima la toma de control de Ribera Salud

stop

Los encuentros con los directivos del grupo sanitario se intensifican. Oliu tiene más papeletas que el resto de candidatos para quedarse con el 100% de las acciones

el Hospital Universitari de la Ribera de Alzira (Valencia)

02 de julio de 2012 (19:53 CET)

Josep Oliu quiere quedarse con la gestión del grupo Ribera Salud y pondrá todos sus esfuerzos en ello. “Hay predisposición y hay encuentros”, según apuntan fuentes cercanas al Banc Sabadell. El interés de la entidad catalana por adjudicarse el 50% de las acciones que todavía tiene en su poder Bankia aumenta. “Es un tema viable”, aseguran.

Oliu contaría para ello con el respaldo de la dirección de la concesionaria valenciana de hospitales, encabezada por Alberto de la Rosa, lo que le daría ventaja respecto al resto de candidatos. Entre los otro pujantes destaca Capio Sanidad, que preside Victor Madera. Pero el tándem CAM-Bankia, antes de que la caja alicantina fuese adquirida por el Sabadell, desequilibraría la balanza en favor del banco catalán.

La privatización sanitaria aumenta el valor de Ribera Salud

El pastel de Ribera Salud resulta más apetitoso teniendo en cuenta el nuevo panorama sanitario de la Comunitat. El plan de la Generalitat Valenciana de privatizar la gestión de todos los hospitales y centros de salud empujan a los postores del grupo valenciano a intensificar las negociaciones con el fin de obtener el 100% de las acciones. La externalización de servicios aumenta el valor de la concesionaria que podría adjudicarse varios contratos en un futuro.

El nuevo modelo se implantará a partir del 2 de enero de 2013. No obstante, la licitación de 18 departamentos de salud que ahora gestiona de forma directa el gobierno valenciano podría salir antes de finales de año. El Consell cobrariá un canon de 180 millones de euros por concesiones de 10 años, prorrogables otros cinco.

Pendientes de la decisión final


Aunque ha habido contactos y “todo el mundo lo ve bien”, también la Generalitat Valenciana, desde el Sabadell apuntan que la última decisión todavía no se ha tomado. El proceso de adjudicación podría prolongarse “dos, tres o seis meses” hasta que se nombre al nuevo propietario.

Las cifras que acompañan al grupo sanitario lo hacen más atractivo. En 2011, Ribera Salud duplicó su facturación hasta 380 millones de euros, situándose entre las diez empresas de mayor tamaño de la Comunitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad