La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la presentación de los resultados del grupo en 2018.

El Santander pasa de largo en la City sobre su multimillonario ajuste

stop

El banco centra su presentación financiera en los objetivos a largo plazo, dando carpetazo en menos de 24 horas al ajuste de valor de Santander UK

Cristina Triana

Economía Digital

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la presentación de los resultados del grupo en 2018.

25 de septiembre de 2019 (14:25 CET)

El inesperado ajuste en 1.500 millones de euros en su filial británica anunciado por el Santander no parece que sea un tema relevante en la presentación del banco este miércoles durante la conferencia anual de Bank of America -Merrill Lynch. En paralelo a hacer público su anuncio la noche del martes, la entidad presidida por Ana Botín dio a conocer el soporte visual de su intervención en el foro, en el que no existen referencias al golpe contable que asumirá contra los resultados del tercer trimestre.

Si no cambia su contenido a última hora, o lo incluye de manera verbal, el Santander sólo destacará en Londres su buena evolución a medio plazo y sus objetivos futuros; reafirmando el mensaje de fortaleza que trató de mandar el martes por la noche, cuando insistió en que todo sus objetivos estaban en vigor, que el ajuste contable no conta y anunciando un dividendo de 0,1 céntimos por acción.

En este sentido, Banco Santander insistirá en La City -residencia permanente de Santander UK- en su capacidad para generar capital (25.000 millones de 2013); en el crecimiento de los beneficios ordinario (que no tienen en cuenta extraordinarios como un ajuste del fondo de comercio como el anunciado) y en sus objetivos a medio plazo, que son alcanzar un ROTE del 13-15%; una ratio CET 1 Fully Loaded comprendida entre el 11-12%; y un dividendo equivalente al 40-50% del beneficio.

No obstante, no todos creen que el impacto sea totalmente neutral para el banco. En este sentido, el miércoles por la mañana los de Bankinter señalaban que el mercado podría anticipar negativamente la noticia "en la medida que supone admitir una mayor dificultad para generar ingresos futuros y un reconocimiento de una disminución del valor patrimonial, independientemente de que este pase o no por resultados", señalaban.

Santander y sus objetivos en Reino Unido

Durante la presentación de su plan estratégico, también en La City, el pasado abril, el banco adelantó para Santander UK un objetivo de rentabilidad (rote ordinario) del 10-12% a medio plazo, tras el 9% de 2018, que, tras aplicar la nueva estructura corporativa (sólo teniendo en cuenta el negocio ahora incluido en Santander UK, que deja fuera a la banca de inversión), ya se redujo hasta el 9-10% en la presentación de resultados del primer semestre.

Santander UK, de hecho, es la geografía en la que el banco espera obtener una menor rentabilidad a medio plazo. Por el momento, el banco no ha revisado explícitamente la hoja de ruta para su filial en el Reino Unido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad