La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. EFE/Zipi

El Santander se aferra a Brasil en medio de la tormenta del brexit

stop

Adelanta una rentabilidad para la filial de 20% a 2022, a pocos días de presentar los resultados trimestrales, con un golpe de 1.500M en Reino Unido

Madrid, 09 de octubre de 2019 (10:49 CET)

Banco Santander confía en continuar manteniendo el buen tono en Brasil, compensando así la peor evolución en otras áreas, como Reino Unido. En este sentido, el banco presidido por Ana Botín espera que el banco finalice 2022 con 27,3 millones de clientes, un 7% por encima del nivel actual y con una cartera de crédito un 10% más alta. Respecto a la rentabilidad, espera que el ROE (Rentabilidad sobre los recursos propios) por encima del 20% en 2022. Es una cifra que va más allá de la publicada en su plan estratégico, ya que el horizonte aportado por el grupo se limitaba hasta 2021.

De acuerdo con EFE, la entidad ha adelantado estas previsiones en Sao Paulo, dentro del Investor Day y publicadas como hecho relevante en la bolsa brasileña. No obstante, el banco ya anticipó que no puede asegurar que estos objetivos no puedan evolucionar en el futuro. Las proyecciones están "basadas en premisas razonables de la administración, que, sin embargo, están sujetas a incertidumbres significativas, muchas de las cuales no están ni estarán bajo el control de la compañía", aclaró el Santander Brasil en un documento remitido al regulador.

El Santander, diferente ritmo en otros países

Esta guía para el banco en Brasil, que es el país donde genera más beneficios (un 29% del conjunto del grupo), no es extensible a otras geografías. Brasil es uno de los mercados en los que la entidada espera obtener una mayor rentabilidad, con un ROTE (retorno sobre el capital tangible) por encima del 20%. Unas cifras que para el banco solo son extensibles a las que podría lograr en México o en Chile; en ambos casos por encima de estos niveles.

En el caso de España, la expectativa de ROTE estaría ubicada en la franja del 14-16% tras la adquisición de Banco Popular y en Reino Unido, la previsión se reduce al 9-11%. El negocio en el Reino Unido se está viendo afectado por la incertidumbre del brexit. 

El banco, en parte, ya se ha curado en salud y en los resultados del tercer trimestre asumirá un ajuste de 1.500 millones en el valor del fondo de comercio asignado a su filial del Reino Unido. Este paso afectará negativamente a los resultados trimestrales, pero no repercutirá en el capital, gracias a que los fondos de comercio ya no computan dentro de los ratios de solvencia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad